Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Consecuencias del fuerte consumo de bebidas gaseosas

Consecuencias del fuerte consumo de bebidas gaseosas

07/07/2003
1 min lectura

Compartir en:

Las bebidas equivalen a un 7,1% del presupuesto en alimentos de los hogares nacionales, llegando a ser el tercer ítem de gasto en los cuatro primeros quintiles de ingreso, después de la carne de vacuno y el pan. En 2000 se consumió 1.359 millones de litros de este tipo de refrescos, es decir, 90,6 litros por persona al año.

De acuerdo a la Dra. Karen Salvo, nutrióloga de Clínica Alemana: 'Es sorprendente evidenciar que personas que ven como una limitante para llevar una dieta balanceada el que las frutas y verduras sean caras, gasten tanto en bebidas de fantasía que sólo aportan azúcar'.

Sin duda, que las implicancias de estas cifras no se dejan esperar: aumento de la obesidad, desarrollo de caries, agravamiento de síntomas gastrointestinales y los efectos de la cafeína como droga alteradora del comportamiento.

'El alto consumo de bebidas gaseosas contribuye fuertemente a los altos niveles de obesidad que tiene nuestro país, sobre todo en los niños. Considero que lo mejor sería no consumirlas, pues solamente aportan calorías vacías, es decir, sólo azúcar, creo que es más recomendable ingerir bebidas diet. A los niños debiera dárseles de vez en cuando, no todos los días como parte de la rutina', sostiene la nutrióloga. Además, agrega que debería estimularse más entre los menores el consumo de agua y jugos naturales, medida que ayudaría a detener la escalada de la obesidad que en 2000 llegó al 18% en los escolares de 1° básico.