Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Cómo enfrentar las crisis matrimoniales

Cómo enfrentar las crisis matrimoniales

10/01/2008
2 min lectura

Compartir en:

'A pesar de que nos cuesta tomar decisiones importantes sin empezar una guerra mundial, creemos que no hay que darse por vencido, menos cuando apenas estamos empezando en este largo camino', dice Amelia, quien lleva tres años de matrimonio. Sin embargo, no todas las parejas reaccionan de la misma forma y, la mayoría, cuando atraviesa una crisis piensa que es el fin.

El doctor Guillermo Gabler, psiquiatra de Clínica Alemana, explica que 'no existen definiciones operacionales de crisis, sin embargo, se puede decir que corresponde a un periodo en que las tensiones al interior de la pareja generan una pérdida de la armonía, que obliga a una modificación de las reglas que gobiernan la relación, con el fin de ajustarse al nuevo escenario'.

Las crisis pueden ser definidas como la necesidad de adaptación de la pareja a nuevas situaciones, las que son inevitables y no tienen que tener una connotación negativa, ya que permanentemente existen cambios tanto externos como internos, que incluso pueden ser vistos como beneficiosos para la relación (como por ejemplo, una mejoría económica), y aún así generar tensiones en la pareja'.

Según el especialista estas situaciones pueden aparecer en cualquier momento, pero existen algunas más o menos clásicas que tienen que ver con los ciclos vitales de los miembros de la pareja como la menopausia, la llegada y partida de los hijos, el éxito profesional y cambios en el status socioeconómico, entre muchas otras.

Si se trata de problemas pequeños, una pareja empeñada y con la disposición correcta, debiera ser capaz de superarlos con buena comunicación y tiempo dedicado a los dos. Pero si un cónyuge siente que el problema lo supera, hay que buscar la ayuda adecuada. Si se está frente a una enfermedad -depresión, alcoholismo, patologías físicas o mentales- es necesario recurrir al médico lo antes posible, aconseja el doctor Gabler.

Además, el psiquiatra insiste en que 'es muy arriesgado tapar el problema y no hablarlo con quien corresponde porque se corre el enorme riesgo de desgastar irremediablemente la relación y de permitir que el conflicto adquiera grandes dimensiones, que lo pueden convertir en insalvable'.

Se dice que 'lo que no mata, fortalece', y de alguna manera esto se observa en los casos que enfrentan desafíos, y logran superarlos, ya que se van desarrollando estrategias de comunicación y, por lo tanto, de resolución de conflictos, que van facilitando el enfrentamiento de nuevas situaciones.

En cambio, si los conflictos no se logran superar, y los mecanismos de comunicación no evolucionan, la relación se debilita. De hecho, esta incapacidad de enfrentar las crisis puede llevar a un quiebre definitivo en la pareja.

'En ocasiones, pequeños conflictos, que a primera vista impresionan como muy intrascendentes, se transforman en situaciones terminales', sostiene el doctor Gabler.

El psiquiatra asegura que 'no existen remedios infalibles para combatir las crisis, porque en definitiva cada una es distinta y está definida por cómo han surgido las estrategias de enfrentamiento de cada pareja, lo que finalmente vale es que si está muy desbordado lo más aconsejable es pedir ayuda'.

Unidad de Psiquiatría
Teléfono: 210 1061