Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Mujeres obesas en la intimidad

Mujeres obesas en la intimidad

18/07/2012
1 min lectura

Compartir en:

Según los datos del Ministerio de Salud, en Chile el 30,7% de la población femenina es obesa. Es decir, presenta un índice de masa corporal (IMC) igual o superior a 30.

Para ellas, el exceso de kilos no solo representa un problema a nivel social, sino que también en la intimidad. “Las mujeres obesas tienden a sentirse incómodas durante los encuentros de pareja, por lo que tratan de evitarlos o reducirlos al mínimo”, explica el doctor Guillermo Gabler, psiquiatra de Clínica Alemana.

El deterioro que provoca la obesidad en la autoestima femenina, sumado al temor de ser objeto de malos comentarios durante las relaciones íntimas, provocan que finalmente la mayoría de las mujeres obesas no pueda expresar su sexualidad de manera segura. Frente a esta situación, la mejor alternativa es trabajar el problema mediante terapias cuya duración depende de cada paciente.

Reacciones más comunes:
Con frecuencia las mujeres obesas siguen ciertas conductas al momento de enfrentar la sexualidad:

• Prefieren la oscuridad para desvestirse y tener relaciones de pareja.
• Se sienten poco atractivas y no deseadas.

Con respecto a la elección de parejas, el peso no es un factor decidor. Sin embargo, en muchos casos, el aumento de kilos se evidencia después del matrimonio tanto en hombres como en mujeres.

Desde el punto de vista biológico, “las mujeres obesas pueden tener una vida sexual plena, con la capacidad de gozar durante los encuentros de pareja”, asegura el doctor Patricio Silva, ginecólogo de Clínica Alemana.

Por otra parte, además, expone que la necesidad de evitar un embarazo no deseado es transversal a todas las mujeres, incluyendo a las que presentan un marcado sobrepeso.

Métodos recomendados:
En el caso de las mujeres obesas, las mejores alternativas son:

• Anticonceptivos orales con distintas dosis de estrógenos, de progestágenos, y progestágenos solos.
• Dispositivos intrauterinos (con cobre o levonorgestrel). Estos frecuentemente se utilizan en mujeres que han tenidos embarazos previos.
• Anillo vaginal.

La elección del método contempla exámenes médicos y, en algunos casos, de laboratorio, además de una fase de prueba de, por lo menos, tres meses. Pero en mujeres con sobrepeso también es necesario evaluar si sufren de diabetes, síndrome de ovario poliquístico y acné, antes de elegir la opción más adecuada.