Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Separados antes de los 30: Una tendencia que crece

Separados antes de los 30: Una tendencia que crece

01/09/2012
2 min lectura

Compartir en:

Chile es uno de los países con mayor tasa de separaciones y divorcios en Sudamérica de acuerdo a cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), algo que hoy en día se puede ver en parejas jóvenes, personas que antes de los 30 ya están separadas.

Para Solange Anuch, psicóloga de Clínica Alemana, esta tendencia se explicaría, en parte, por una creciente deshumanización de las relaciones y del amor de pareja.

“La sociedad de los ochenta reforzaba la estabilidad familiar y el compromiso, y la participación de la mujer en el mundo laboral no tenía la fuerza que ha alcanzado hoy. Actualmente, en cambio, la sobrevaloración del éxito económico y las largas jornadas laborales que enfrentan los jóvenes de este siglo no contribuyen a las parejas a conocerse y trabajar profundamente en su relación. Generalmente, el cansancio y la rutina poco a poco se van apoderando de los espacios del matrimonio”, enfatiza.

Algunos problemas de estas parejas son inmadurez emocional para elaborar dificultades y expresar los afectos; inestabilidad de pareja y dependencia emocional; hipersexualización de las relaciones; egocentrismo e individualidad; ansias de éxito y competencia en todo ámbito; ausencia de modelos de pareja y familia; falta de redes de apoyo que sean sanas y seguras, y adicciones de cualquier tipo.

 

La especialista agrega que una de las dificultades en la actualidad es que los medios de comunicación presentan una inmediatez en la obtención de pareja y en la resolución de conflictos, lo que es valorado por los jóvenes, pero que es incompatible con la elaboración paciente y esforzada que las relaciones de amor duradero y profundo demandan y que se construyen en los primeros años de matrimonio.

 

“La globalización, además, nos expone a un mundo rápido y que sobrevalora lo material, lo que no favorece la sobrevida de los vínculos. Actualmente, predominan la individualidad y la autosatisfacción. Hoy día los regalos vienen con ticket de cambio y si algo se echa a perder se compra de nuevo, no se piensa en arreglarlo. Con las relaciones pasa algo similar”, sostiene.

 

Otro factor que influye es que frente a este escenario, la llegada de los primeros hijos dificulta aún más la adaptación de este matrimonio joven, desarticulando los roles de una mujer que está más preparada para trabajar fuera de la casa que dentro de ella.

 

Nunca es tarde
Solange Anuch explica que la apuesta de muchos jóvenes es armar un matrimonio cuando están las condiciones económicas, situación que es insuficiente para consolidar una relación de pareja y que no asegura la felicidad.

 

Sin embargo, la psicóloga asegura que nunca es tarde y que con paciencia y esfuerzo se puede proteger la relación antes de abandonarla, trabajando en buscar soluciones que no lleven rápidamente a la separación.

 

“Efectivamente, la terapia de pareja es una muy buena alternativa para aprender a respetarse, resolver conflictos, manejar el tiempo y madurar a un amor más adulto. Siempre es importante preguntarse si se ha hecho todo lo posible por mejorar y aprender de la vida en pareja, solo así es posible que no se repita el mismo problema en el futuro”, concluye.

 

Unidad de Psiquiatría

Teléfono: 2101061