Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Estas Fiestas Patrias: Si tomas no manejes

Estas Fiestas Patrias: Si tomas no manejes

05/09/2016
1 min lectura

Compartir en:

En Chile, durante el 2015, se produjeron alrededor de 4.500 accidentes de tránsito por conducir bajo estado de ebriedad, de acuerdo a la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito, Conaset. Muchos de estos siniestros se concentran en Fiestas Patrias, de hecho de acuerdo a cifras entregadas por Carabineros, el año pasado 32 personas fallecieron por esta causa en esas fechas.

Por eso, al igual que en ocasiones anteriores, Clínica Alemana en conjunto con Vitajoven, de la Municipalidad de Vitacura, impulsará este mes su campaña “Si tomas no manejes”, orientada a promover la conducción responsable en la población.

La doctora Vanessa Cantillano, psiquiatra de Clínica Alemana, explica que “es conocida la importancia que las lesiones por accidentes de tráfico tienen como problema de salud pública. Entre las personas jóvenes de 15 a 29 años, esta es la principal causa de muerte en el mundo y en muchos de estos casos el consumo de alcohol es uno de los principales responsables. Además, tomar en exceso no solo está relacionado con este tipo de eventos, sino también con otras conductas de riesgo”.

De acuerdo a la Organización Panamericana de la Salud, OPS, el riesgo de causar accidentes es 38% mayor si el nivel de concentración de alcohol en la sangre supera los 0.5 g/l. Esto se debe a los efectos que tiene esta sustancia en el organismo:

• Enlentece el tiempo de reacción.

• Reduce la atención y concentración.

• Disminuye el sentido de la responsabilidad y la prudencia.

• Genera descoordinación motora y alteración del equilibrio.

• Produce fatiga muscular y estados de somnolencia que afectan gravemente la conducción al generar momentos de pérdida o disminución del estado de alerta.

• En cantidades muy bajas desinhibe, produce relajación, euforia y locuacidad, lo que afecta la conducción de un vehículo.

Alcohol y violencia
Está comprobado que existe una relación entre el consumo de alcohol y el riesgo de participar en hechos violentos. También existe una asociación entre consumo excesivo y agresión sexual y doméstica. En general, cuanto mayor es el consumo, mayor es el grado de violencia.