Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Cuando el endometrio crece: principales causas de esta alteración

Cuando el endometrio crece: principales causas de esta alteración

10/12/2019
2 min lectura

Compartir en:

El endometrio es la capa que cubre por dentro el útero y cuya función es recibir al óvulo fecundado cuando se produce el embarazo. Tiene una gran capacidad de responder a los estímulos hormonales que regulan el ciclo menstrual, es así como crece o prolifera con los estrógenos y madura con la progesterona.

Si no hay embarazo, el endometrio se elimina cíclicamente a través de la menstruación, fenómeno que se mantiene hasta la menopausia. Sin embargo, en ocasiones crece y sangra más de lo habitual o cuando no debe hacerlo. Si esto ocurre es porque algo anormal pudiera estar ocurriendo y se debe consultar a un especialista.

Al respecto, el doctor Marcelo González, jefe del Departamento de Ginecología de Clínica Alemana, explica que existe un grupo de enfermedades, benignas y malignas, como hiperplasias endometriales, pólipos y cáncer de endometrio que afectan esta zona del cuerpo femenino.

Hiperplasias endometriales

Las hiperplasias corresponden a un aumento de volumen del endometrio, el que puede ser normal macroscópicamente o estar engrosado y ser irregular. Se produce por niveles prolongadamente altos de estrógenos con ausencia o disminución de la actividad de la progesterona. Se manifiesta con sangrado más abundante de lo habitual.

Esto ocurre en varias etapas de la vida, especialmente, en las mujeres que se acercan a la menopausia, ya que es cuando predomina el estrógeno por sobre la progesterona.

El especialista asegura que esto se debe a que los ciclos son anovulatorios cada vez con más frecuencia, o sea, la mujer ovula menos con lo que existe una disminución en la producción de la progesterona. El endometrio comienza a crecer el doble o el triple y da como síntoma abundantes sangrados menstruales.

"Entre 20 y 30% de las mujeres mayores de 40 años, que no usan terapias hormonales, pueden presentar sangrados anormales debido a crecimientos mayores del endometrio. Sin embargo, no todas consultan", afirma el ginecólogo.

El tratamiento de las hiperplasias simples depende de la edad de la paciente y sus planes de tener hijos. El doctor González asegura que "lo más frecuente es recomendar tratamientos hormonales con progesterona para contrarrestar el efecto de los estrógenos".

En algunas ocasiones, el endometrio puede tener estas mismas hiperplasias pero con células atípicas, y esto tiene la desventaja de que es un factor de riesgo para la aparición del cáncer de endometrio.

Cuando son atípicas, el procedimiento a seguir también depende de la edad y los planes de maternidad. Sin embargo, lo más sugerido es una cirugía, para así evitar la predisposición a un cáncer.

¿Qué son los Pólipos endometriales?

Los pólipos endometriales son crecimientos focales del endometrio, es decir, no aumenta de tamaño toda la zona sino simplemente una parte. Es similar a una hiperplasia, pero solo en un área.

Los pólipos endometriales son frecuentes y en el 20% de los casos pueden ser múltiples. Se producen generalmente alrededor de la menopausia. Suelen ser asintomáticos, sin embargo, en ocasiones pueden provocar sangrado.

El doctor González asegura que "los pólipos son benignos, es muy extraño que se malignicen". Sin embargo, tienen la desventaja de que se pueden manifestar con abundante sangrado, es por eso que se extirpan mediante una técnica mínimamente invasiva llamada histeroscopía, que consiste en entrar con una cámara al útero, ubicar el pólipo, cortarlo y sacarlo. Esto no impide tener hijos.

Cáncer de endometrio

En Chile, aún es una enfermedad poco frecuente, sin embargo, es una de las patologías malignas más importantes de la ginecología oncológica y corresponde a la presencia de células malignas y de origen en el endometrio.

A medida que la población envejece, tiene más problemas de sobrepeso u obesidad, se vuelve sedentaria y se somete a terapias de reemplazo hormonal, la probabilidad de cáncer se hace cada vez mayor. De hecho, en Estados Unidos y Europa es uno de los más frecuentes.

El doctor González enfatiza que "cuando una mujer tiene alteraciones de los flujos rojos, ya sea mucha o escasa cantidad de sangrado, aumento de la frecuencia o alejamiento de sus ciclos menstruales, es fundamental consultar a un especialista, sobre todo si se es mayor de 40 años".

Un aspecto positivo es que la sintomatología se presenta de forma muy precoz, lo que permite detectarlo antes de que se disemine más allá del útero al resto de los órganos.

El protocolo de tratamiento incluye cirugía, radioterapia y quimioterapia.

Recomendaciones:

Servicio de Ginecología de Clínica Alemana

Ginecología y Obstetricia

El objetivo es satisfacer las necesidades de salud integral de la mujer en el área de ginecología y obstetricia,

Más información