Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Consejos para comprar un calzado adecuado

Consejos para comprar un calzado adecuado

20/08/2009
2 min lectura

Compartir en:

Comprar zapatos puede resultar de lo más entretenido debido a la amplia gama y diseños que existe en el mercado. Sin embargo, la estética no es lo que más importa, lo fundamental es que el calzado sea cómodo desde el primer instante.

El mejor momento del pie en un calzado es al ponérselos. Posteriormente, en el mejor de los casos, la comodidad se mantiene o se pierde, pero no mejora.

Esto se debe a que -debido a los materiales actuales- los calzados no cambian significativamente con el uso, no se 'amansan', sólo se gastan.

El Equipo de Tobillo y Pie del Servicio de Traumatología de Clínica Alemana preparó una serie de datos que se debe considerar para quedar satisfecho con la compra de un zapato:

  • El tamaño del calzado varía entre las distintas marcas. No elija calzado sólo por el número escrito dentro del zapato.
  • Elija un zapato que se adecue lo más posible a la forma de su pie.
  • Haga que sus pies sean medidos regularmente. El tamaño del pie aumenta a medida que se envejece.
  • Mida sus dos pies. La mayoría de las personas tiene un pie más grande que el otro. Elija el zapato correspondiente a su pie más grande.
  • Idealmente, elija zapatos al final del día, cuando los pies están un poco más grandes.
  • Póngase de pie mientras se prueba el calzado. Compruebe que hay espacio adecuado para el dedo mas largo de su pie (1-1.5 cms), en cada zapato.
  • Asegúrese que su antepié, es decir, la zona más ancha de su pie, inmediatamente detrás de los dedos, calce confortablemente en el área correspondiente del zapato.
  • No debe comprar calzado que sienta estrecho, pensando que lo tiene que 'amansar'.
  • El talón debe sentirlo cómodo en el zapato, con un mínimo de deslizamiento.
  • Camine con su zapato para asegurarse que le calza y se siente bien.
  • Un zapato adecuado no debe causar callos, ampollas u otros problemas.
  • Los zapatos plásticos asociados a calcetines de nylon, generan un ambiente más propicio para la transpiración, lo que puede originar problemas en la piel. Para evitar esto, prefiera zapatos de cuero, ya que permiten el paso de la humedad, y calcetines de algodón.
  • Si usa plantillas, debe llevarlas consigo al momento de probarse un zapato, para asegurarse que su pie calce adecuadamente junto con la plantilla. Frecuentemente, la plantilla disminuye el espacio disponible para el pie, por lo que algunas veces deberá optar por un zapato más amplio en la zona del antepié (zona anterior del pie).
  • Idealmente, la suela del zapato debe ser de goma o poliuretano, para así evitar que se deslice con mucha facilidad. De usar taco, se aconseja que posea una base amplia para disminuir el riesgo de torsiones de tobillo.
  • De presentar diabetes u otra enfermedad que afecte sus pies, la posibilidad de dañarlos frente a mínimos roces o presión contra el calzado es mayor. Por esto, se debe tener especial preocupación al elegir zapatos. Éstos deben ser amplios, especialmente, en la zona del antepié, con una suela con acolchonamiento, como la que entregan las zapatillas de gimnasia.

Este artículo se realizó con la cooperación del Equipo de Tobillo y Pie de Clínica Alemana.

Departamento de Traumatología
Teléfono: 210 1014



Próximas Charlas

Mar 10
DIC
11:00 hrs
Mié 11
DIC
18:00 hrs
Jornada de Primeros Auxilios
  • Enfermero Servicio de Urgencia.

Próximas Charlas

Mar 10 DIC
11:00 hrs

Mié 11 DIC
18:00 hrs

Jornada de Primeros Auxilios

  • Enfermero Servicio de Urgencia.