Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Cuidados de belleza para pacientes con cáncer

Belleza y Salud

Cuidados de belleza para pacientes con cáncer

03/02/2004
3 min lectura

Compartir en:

Cuando el cáncer ataca, cambia la forma de ver la vida. La valoración de la familia, la existencia y detalles que para la mayoría pasan inadvertidos, toman otra dimensión a los ojos de quienes sufren de este mal. Por eso la preocupación de las mujeres por verse bien, puede considerarse trivial y demasiado superficial para los momentos que viven, pero no es así.

'El cuidado del aspecto es vital para la integridad de la persona', afirma Paulina Suárez, enfermera jefe de Oncología de Clínica Alemana. Debido a esto, obviar los efectos que tienen la quimio y radioterapia -tratamientos utilizados para el cáncer- sobre la apariencia, puede ser una mala inversión para la salud mental y, por lo tanto, para el éxito del tratamiento.

Por esto, en el folleto educativo que se le entrega a las pacientes con quimioterapia se incluye información básica con respecto al tema. El asunto es tan importante que ex pacientes han incursionado en negocios relacionados con la belleza de la mujer con cáncer. En peluquerías, elaborando implantes mamarios de semillas o entregándose datos cada vez que pueden, se ayudan mutuamente.

El pelo

Una vez estipulada la realización de la quimioterapia, de acuerdo a Paulina Suárez, la caída del pelo es una de las preocupación más importantes. 'Los pacientes deben saber que el cabello vuelve a salir alrededor de un mes después de finalizada la última quimio. ¿Cuándo se caerá? Es difícil saberlo, ya que todo depende de las drogas utilizadas y la persona'.

 

 

El pelo puede caerse por mechones y esto además causa dolor en el cuero cabelludo. La enfermera recomienda a las personas que lo tengan largo, cortárselo para que el cambio no sea tan brusco y la caída menos dolorosa.

También aconseja buscar desde el inicio del tratamiento la alternativa que más acomode para usar en la cabeza. 'Se utilizan pañuelos (no de seda porque se resbalan), turbantes y pelucas. Si tiene el pelo largo pueden mandarse a hacer una peluca de pelo natural, pero tiene la desventaja que es necesario lavarlas, llevarlas a la peluquería y peinarlas, en cambio las artificiales se mantienen solas'.

La piel

La quimioterapia sensibiliza la piel, lo que provoca, en términos generales, que se seque con mayor facilidad y que la radiación solar tenga más efectos (quemadura y manchas). 'Dependiendo de las drogas, las características propias de la piel se recuperan 3 a 4 meses después de la última quimioterapia. Por eso, quienes estuvieron en tratamiento en los últimos meses deben protegerse con FPS 50 igual que quienes aún lo están', afirma Paulina Suárez.

Frente a esta sensibilización de la piel es importante aplicar cremas hidratantes y aunque lo más probable es que la depilación se haga innecesaria, si se utiliza no se debe usar gillette o cera por el riesgo de producir heridas o quemaduras. El maquillaje no está contraindicado siempre y cuando no irrite.

En general, la radioterapia puede producir epitelitis, una inflamación seguida de una descamación de la piel. La doctora Karen Goset, radioterapeuta de Clínica Alemana, recomienda no poner cremas ni lociones que no estén indicadas por el médico y evitar la ropa de nylon en contacto con la zona irradiada.

Las uñas

Algunas drogas de la quimioterapia oscurecen y descaman las uñas, para disimular, Paulina Suárez aconseja llevar las uñas cortas y aplicar un esmalte claro. Sólo la radioterapia corporal total con electrones tiene algunas consecuencias para esta zona.

Las mamas

Además de la cirugía, existen las prótesis mamarias externas para las mujeres que han tenido una mastectomía. Algunas consisten en un velcro que se pega a la piel y otras se afirman del sostén. Hay de silicona y otros materiales sintéticos, y rellenas con semillas. Ofrecen de distintos colores, tamaños y son cubiertas por el sistema de previsión de salud.

Perfumes y desodorantes

No hay contraindicación para el uso de estos artículos, excepto las personas irradiadas en la zona de las axilas, que según explica la enfermera, no debieran aplicarse desodorante. Sin embargo, la quimioterapia altera la percepción de los olores y por eso, muchos pacientes rechazan los perfumes fuertes. Esto puede llegar a ser tan importante, que el personal del Servicio de Oncología de Clínica Alemana sólo utiliza los suaves.