Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Cuidados para la tercera edad en el hogar

Cuidados para la tercera edad en el hogar

28/01/2004
2 min lectura

Compartir en:

Todas las personas saben que saldrán en algún minuto de la casa de sus padres. Sin embargo, muchos ignoran que tal vez deberán recibir a sus progenitores cuando hayan conformado su propio hogar.

Eric Blake, geriatra de Clínica Alemana, explica que cuando los adultos mayores 'no pueden resolver las actividades básicas de su vida diaria, es decir, bañarse, vestirse, acudir al baño o alimentarse por sí mismos, entonces es necesario que dejen de vivir solos y que se los atienda de manera constante', ya sea por medio de una cuidadora en su propia casa, en un hogar de ancianos o en la vivienda de sus hijos.

Esta última situación debe ocurrir siempre y cuando al adulto mayor se lo reconozca como un familiar más dentro de la casa y no crea que se le hace un favor. Que se admita que está ahí por una 'conveniencia mutua de afecto y cariño', para que no se sienta endeudado permanentemente.

Resalta que uno de los mayores problemas es cuando los padres son convertidos en hijos. 'Aun cuando viva en otra casa, no se puede ejercer el poder como un elemento de control. Se debe entender que él puede tener sus propios gustos, ver televisión hasta la hora que quiera, ir o no a la iglesia, juntarse con otras personas. Hay que respetar sus decisiones', enfatiza.

Sin embargo, advierte que distinto es el caso de una persona de la tercera edad que esté enferma, particularmente cuando disminuyen sus facultades mentales, ya que ahí el hijo debe hacerse cargo de sus necesidades por razones médicas, por lo que la libertad de acción de su papá o mamá necesariamente se verá disminuida.

¿Cómo se debe acondicionar el hogar para recibir al padre o la madre?
El especialista advierte que una vez tomada la decisión de acogerlos, lo principal es que su pieza esté en un primer piso, para que de esta forma no tengan dificultades al subir las escaleras. Asimismo, es recomendable que la cama se instale en un nivel donde el adulto mayor quede cómodo al sentarse con las piernas en ángulo recto.

Sobre este mismo punto, es aconsejable que el dormitorio no tenga alfombras o si las tiene que estén adheridas al suelo. Añade que es importante que la pieza esté cerca de la de algún otro familiar y que ojalá disponga de un timbre para poder llamar en la noche si se presenta alguna complicación.

El geriatra explica que también es ideal que tenga un baño propio. Lo aconsejable es que posea una ducha a ras del suelo para que pueda entrar y salir sin necesidad de levantar las piernas y, además, que tenga un asiento abatible o una silla plástica para que se pueda lavar sentado, con una ducha teléfono, ojalá.

Recalca que siempre es recomendable que haya un timbre en el baño por si tiene cualquier problema y que la puerta no tenga pestillo. Además, es necesario que existan pasamanos para apoyarse, ya sea en la ducha o al lado del excusado.

El especialista precisa que es importante que en términos generales en la casa haya bastante iluminación, que los interruptores estén a la mano, que los pisos no sean resbaladizos y que en los pasillos no hayan obstáculos, para así evitar accidentes.