Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

El mundo de colores propios

Daltonismo:

El mundo de colores propios

05/02/2004
4 min lectura

Compartir en:

Quizás lo más curioso sobre el daltonismo es que John Dalton, el científico a quien debe su nombre, tuvo que hacer sobre sí mismo el primer análisis para definir este trastorno que él padecía y que, seguramente, había detectado porque su percepción de los colores no era la misma que la de la gente que lo rodeaba.

En 1794, Dalton publicaba su estudio sobre la ceguera de los colores, que hizo que incluso él tuviera que dedicarse más a la teoría y el estudio que a la práctica de la química por su dificultad para diferenciar unos tonos de otros.

Pero esta no es la única anécdota de la vida de este científico. Cuáquero devoto, Dalton siempre vistió ropas sencillas y de color oscuro. Ello hizo que sus amigos quedaran sorprendidos cuando, para ser presentado al rey Guillermo IV en 1832, lució una vestimenta académica escarlata. Sin embargo, a él le pareció que era de color gris oscuro y la llevó sin preocupación. Gajes de un daltónico.

El daltonismo es una condición hereditaria ligada con el gen recesivo del cromosoma X que tiene relación con el sexo. Como resultado, muy pocas mujeres son daltónicas, mientras que aproximadamente 1 de cada 10 hombres sufren de cierto grado de daltonismo. Una cifra bastante alta pero en la que hay que tener en cuenta que existen muchos grados de este trastorno y que hay personas que nunca se dan cuenta de que padecen de esta enfermedad.

Como se trata de una condición crónica, en general, las personas que la padecen llevan una vida bastante normal. Crean sus propios trucos o ayudas para no confundir los colores de las cosas y, en general, pueden desempeñarse en cualquier profesión, salvo la de pilotos, ya que este trastorno les impide una buena visibilidad al volar.

Generalmente son los padres los que se dan cuenta del daltonismo en sus hijos cuando llega la hora de que aprendan los colores, o por las particulares tonalidades que agregan a sus dibujos escolares. Desde ese momento, y como no hay tratamiento conocido para la ceguera de colores, son los mismos padres los que tienen que guiar a sus hijos para que aprendan a vivir con su condición.

Generalmente son los padres los que se dan cuenta del daltonismo en sus hijos cuando llega la hora de que aprendan los colores, o por las particulares tonalidades que agregan a sus dibujos escolares. Desde ese momento, y como no hay tratamiento conocido para la ceguera de colores, son los mismos padres los que tienen que guiar a sus hijos para que aprendan a vivir con su condición.

Siempre es necesario consultar a un oftalmólogo si existen sospechas de daltonismo, para de esta manera, poder determinar el grado existente de la anomalía y las precauciones que sean necesarias de tener en cada caso. Por eso, los especialistas recomiendan realizar un chequeo oftalmológico preventivo para todos los niños a los 4 años de edad, para poder detectar cualquier anomalía.

Dudas recurrentes

Estos son algunos datos útiles para responder las preguntas más frecuentes sobre daltonismo.

¿Cómo se manifiesta esta enfermedad?
El daltonismo es un estado prácticamente asintomático, generalmente es una hallazgo de la consulta oftalmológica al aplicar la prueba de colores de Ishihara en los pacientes pediátricos. Los jóvenes y adultos pueden consultar por confusión en la identificación de los colores al compararse con amigos o compañeros.

¿Qué deben hacer los padres al momento de saber que sus hijos sufren de este trastorno?
Realmente solo deben conocer del trastorno y explicárselo en la medida que el niño crezca, él desarrollara estrategias propias para mitigar la confusión (por ejemplo, reconocerá el rojo en el semáforo por su posición y no su color), que son fruto de su adaptación a las actividades diarias más que de actividades especificas que los padres puedan desarrollar.

¿Es necesario poner en aviso a los profesores si un hijo es daltónico?
Es conveniente que el oftalmólogo envíe un informe a las personas encargadas de la educación de los niños, de modo que estos puedan adaptar las exigencias a las capacidades del niño y le permitan desarrollar sus propias estrategias para minimizar la confusión.

¿Tiene ciertos impedimentos en su vida una persona que padece de daltonismo?
Los impedimentos serán relativos a las exigencias visuales que el paciente se imponga, a las estrategias de minimización de confusión que desarrolle y a la profundidad de la alteración. En general los daltónicos pueden desarrollar una vida totalmente normal, incluso es común que los amigos no se percaten de la situación si no se les comunica. Sin embargo, en algunas profesiones que dependen de la sensibilidad cromática (como los diseñadores o especialistas gráficos) o que tengan una alta exigencia visual (piloto comercial) pueden ver limitadas sus posibilidades de desarrollo.

¿Por qué se produce este trastorno?
El ojo humano ve gracias a la luz que estimula la retina (una membrana nerviosa que está dentro del ojo). La retina esta formada de células llamadas conos y bastones. Los bastones, localizados en la retina periférica, nos dan la visión nocturna, pero no pueden distinguir colores. Los conos, localizados en el centro de la retina (llamada mácula), no son tan buenos en la noche pero nos permiten reconocer los colores en condiciones de iluminación alta.

Los conos contienen pigmentos sensibles a la luz que son sensitivos en una rango de colores (longitudes de onda de 400 a 700 um). Son los genes quienes contienen la información para sintetizar estos pigmentos, y si esta información esta equivocada, se producirán pigmentos deficientes y los conos serán sensibles a longitudes de onda anómalas, resultando en una deficiencia de percepción de colores. Los colores que vemos son completamente dependientes de los rangos de sensibilidad de estos pigmentos.

Muchas personas creen que los daltónicos ven en 'blanco y negro' (como una película sin color en la TV). Esto no es verdad y es extremadamente raro encontrar personas totalmente ciegas al color. La realidad es que hay muchos tipos y grados diferentes de este estado.

¿Puede tratarse de alguna manera?
No existe actualmente tratamiento para este estado.

*Con la colaboración de Servicios Oftalmológicos de Clínica Alemana.