Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Hiperlaxitud articular: Demasiado elásticos

Hiperlaxitud articular: Demasiado elásticos

04/09/2004
1 min lectura

Compartir en:

Poseer una mayor flexibilidad en los movimientos puede ser una ventaja para muchas personas, como gimnastas o contorsionistas, sin embargo, hay una pequeña porción de casos en que esta capacidad puede convertirse más bien en un problema.
La Asociación de Síndromes de Ehlers-Danlos e Hiperlaxitud de Barcelona, España, estima que alrededor del 10% de la población tiene hiperlaxitud articular, una excesiva flexibilidad de las articulaciones que se manifiesta principalmente en la adolescencia y disminuye a medida que la persona va envejeciendo.

La doctora Alejandra Segovia, jefa de la Unidad de Reumatología de Clínica Alemana, sostiene que la hiperlaxitud como hecho aislado y asintomático, no constituye una condición patológica, ya que la mayoría de las veces no presenta ninguna molestia ni perjuicio para la salud.

Sin embargo, existe un pequeño grupo de personas hiperlaxas que sí presenta complicaciones. Según el doctor Fernando González, traumatólogo de Clínica Alemana, las más comunes son dolores músculo-esqueléticos, inestabilidad y facilidad para sufrir luxaciones, lo que a largo plazo puede traducirse en más esguinces, tendinitis, pie plano e incluso una mayor propensión a la osteoporosis y a la artrosis precoz, entre otras. En estos casos se habla de 'Síndrome de hiperlaxitud articular'.

Además de las estructuras músculo-esqueléticas, esta condición también puede afectar a otros tejidos como la piel, por eso se relaciona con una mayor tendencia a tener moretones, várices y estrías. Asimismo, es posible observar complicaciones a nivel vascular, lo que se puede traducir incluso en problemas cardiacos menores.

¿Por qué se produce?
La doctora Segovia explica que la hiperlaxitud articular es una condición genética y hereditaria, que afecta con mayor frecuencia a las mujeres. Además, algunos estudios recientes la han relacionado con déficit de ácido fólico durante el embarazo.
Se produce por una anomalía en las fibras de colágeno, lo que hace que los tejidos conectivos del organismo -presente en grandes cantidades en ligamentos, tendones, cápsulas articulares, vasos sanguíneos y piel- sean más elásticos de lo normal, pero en ocasiones esto significa que también pueden ser más frágiles.

En el caso de las personas con 'síndrome de hiperlaxitud articular', es importante tener presente que existe una serie de factores que pueden agravar los síntomas, como el sobrepeso u obesidad y la realización de actividades que impliquen una sobrecarga de las articulaciones. Por ejemplo, llevar pesos excesivos puede causar dolor en rodillas, tobillos y columna. Asimismo, el estrés puede empeorar el cuadro, ya que produce contractura muscular.

La importancia de realizar actividad física
El sedentarismo es uno de los principales enemigos de las personas con síndrome de hiperlaxitud articular, ya que la actividad física permite mantener una estructura muscular firme, capaz de contener de alguna forma la excesiva fragilidad de las articulaciones.

El doctor González explica que la práctica regular de ejercicios de fortalecimiento y estiramiento muscular puede ser muy beneficiosa, siempre que se realicen en forma suave y sin forzar las articulaciones.

Es por eso que en estos casos se recomiendan aquellos deportes que no requieren esfuerzos importantes, como por ejemplo natación, pilates, yoga y acondicionamiento físico general.