Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

La solución para las arrugas sin bisturí

La solución para las arrugas sin bisturí

21/02/2004
1 min lectura

Compartir en:

¿Qué mujer no quisiera tener menos arrugas? Hasta hace poco, la única solución era la cirugía plástica o las inyecciones. Pero desde hace ya un año que especialistas de Clínica Alemana utilizan el Láser Vbeam para resolver este problema sin producir daños en la epidermis.

El dermatólogo Jaime Pérez Wilson explica que la técnica consiste en dirigir el rayo láser hacia unos pequeños vasos en la dermis del rostro, de manera de generar una inflamación controlada en la zona, que lleve a que una de las células del tejido conjuntivo, llamada fibroblasto, se active y genere el colágeno.

'De esta forma, el tratamiento estimula que la propia piel produzca el colágeno necesario para rellenar en forma natural los surcos faciales o, al menos, disminuirlos hasta hacerlos casi invisibles', aclara.

El especialista destaca que la ventaja de este método es que se está actuando de la forma más natural. No tiene riesgo de cicatrices, no posee peligros de infecciones, ni se pierde la expresividad, ya que en ningún momento se realizan cortes en la piel.

Este procedimiento tiene un periodo de recuperación muy rápido. Es decir, una persona puede atenderse a la hora de almuerzo y seguir trabajando en la tarde. 'No requiere reposo y lo único que se le indica al paciente es que evite el sol, ojalá unos 30 días después del tratamiento', comenta el dermatólogo.

Una tercera ventaja es que como el Vbeam se aplica sobre los pigmentos, también puede aclarar esas pequeñas manchas oscuras que hay en la epidermis, como pecas o léntigos, debido a que la melanina capta parte de la energía lumínica del láser.

Una cualidad adicional de este método es que, por muy increíble que parezca, es indoloro, por lo que no requiere de anestesia, procedimiento que siempre conlleva algún grado de riesgo para el paciente.

¿Quiénes pueden someterse a este tratamiento? El doctor Pérez Wilson sostiene que no existe ninguna contraindicación respecto de la edad. Claro que reconoce, la mayoría de sus pacientes está entre los 30 y 60 años.

La aplicación completa de esta técnica dura entre tres y cuatro sesiones, y el efecto producido se mantiene aproximadamente por 14 meses. Eso sí, para que el aprovechamiento sea máximo, el procedimiento debe complementarse con alguna crema que contenga ácido retinoico, para evitar el fotoenvejecimiento de la piel. Después, a disfrutar de una apariencia renovada.