Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Consejos para tratar las alergias en forma integral

Consejos para tratar las alergias en forma integral

07/02/2005
2 min lectura

Compartir en:

Las estadísticas no son nada de alentadoras. En las últimas cifras divulgadas el 8 de julio pasado, a propósito del Día Mundial contra las Alergias, se habla de que en el mundo existen 150 millones de asmáticos y 60 millones de personas afectadas por rinitis. Dicho de otra forma, 14 veces la población de Chile sólo en esos dos tipos de cuadros alérgicos.

El problema cobra vigencia con la llegada de cada primavera, pero todavía mucha gente ignora que existe una Sociedad Chilena de Inmunología y Alergias, con médicos especialistas en esta materia, producida por un cuadro de hiperreactividad del sistema inmune, y que pueden dar un enfoque más global al diagnóstico y tratamiento.

'Lo ideal es que una persona afectada por un cuadro alérgico vaya al inmunólogo, que maneja el problema en forma integral porque ésta es una enfermedad crónica sistémica, en que puede haber un compromiso del paciente de diverso tipo', dice la doctora Ana María Agar, inmunóloga de Clínica Alemana.

Al respecto, argumenta que suele ocurrir que la persona, durante su vida, desarrolle lo que se denomina la marcha alérgica. 'Puede presentar, por ejemplo, una dermatitis atópica en la lactancia, asma en la niñez y renitis en la adultez, es decir, el cuadro alérgico va cambiando de órgano blanco'.

Y para tratar estos problemas están los inmunólogos, médicos que estudian una beca de tres años de postítulo. 'No somos muchos, pero la especialidad ha aumentado en los últimos años. La mayoría de los que está trabajando en nuestro país la estudió en la Universidad de Chile, salvo algunos médicos que la hicieron en el extranjero', cuenta la doctora Agar.

Cómo reconocer una alergia

Los síntomas y signos que suelen acompañar a los cuadros alérgicos son bien típicos. En los casos de enfermedades respiratorias asociadas a esta patología pueden presentarse con reiterados estornudos y secreciones nasales abundantes, acuosas, pero transparentes, que pueden ir acompañadas de conjuntivis, con ojos enrojecidos y prurito (picazón).

'Distinto es el caso de una cuadro similar en que haya expectoración o secreciones nasales purulentas y fiebre, lo que más bien haría pensar en el desarrollo de una infección respiratoria aguda (IRA), probablemente una bronquitis, y no en un cuadro alérgico como rinitis o asma', puntualiza la especialista.

Otros posibles cuadros alérgicos son la dermatitis atópica, en que aparece eritema (piel enrojecida), prurito, exudación (salida de líquido de los vasos por lesiones) o piel seca, incluso con costras o descamaciones. Puede ser por contacto con metales, siendo el níquel el más frecuente. También puede producirse una urticaria, ligada a alergia alimentaria, que se manifiesta con manchas cutáneas rojas, solevantadas y que pican mucho.

La doctora Agar indica que 'si el cuadro se prolonga por más de seis semanas hay que pensar que es crónico y, por lo tanto, es muy probable que esté desencadenado por una alergia'.

Escenario mundial y prevención

El escenario de las alergias, calificadas por algunos especialistas como una verdadera 'epidemia', es complicado porque atacan todo el año. Los alergenos más comunes, aparte del polen en primavera, son las emisiones de varios árboles, como los plátanos orientales, pero también están las malezas y pastos en general, lo que también traslada el problema al verano. Y en otoño e invierno el trabajo sucio lo hacen los ácaros del polvo.

Para la doctora Agar, claramente, las alergias han aumentado en todo el mundo, sobre todo en los países desarrollados. Existe una posible explicación, aparte del aumento de la polución en el planeta. 'Se habla de una Teoría de la Higiene, que plantea que en estas naciones, al haber un menor contacto con los agentes infecciosos, sus habitantes desarrollan una predisposición a sufrir más alergias', manifiesta la inmunóloga.

Añade que, además, existen estudios que indican que 'los niños que viven en las grandes urbes están más expuestos a desarrollar alergias que aquellos que viven en el campo, y que han estado desde su nacimiento en contacto con abundante vegetación, tierra y animales'.

¿Qué queda por hacer entonces?

'Lo importante es el diagnóstico precoz. Si hay, por ejemplo, un resfrío que dura tres semanas, y si además existen antecedentes familiares de alergias, hay que pensar que estamos frente a una', dice la doctora Agar.

Este diagnóstico puede ser clave, por ejemplo, para evitar las complicaciones de un asma alérgica no tratada a tiempo, en que puede ocurrir una remodelación de la vía aérea respiratoria, en la cual su tejido se torna fibroso y puede disminuir el calibre de lo bronquios, con lo que la persona pierde capacidad de inhalación y exhalación.