Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Desviación del tabique nasal: Molestias físicas y estéticas

Desviación del tabique nasal: Molestias físicas y estéticas

05/02/2005
1 min lectura

Compartir en:

El tabique nasal desviado produce varios trastornos funcionales y estéticos. El doctor Renato Rebolledo, otorrinolaringólogo especialista en rinología de Clínica Alemana, explica que en algunos casos el problema está presente al momento de nacer y otras es producto de algún traumatismo en el parto o en otra etapa de la vida.

Lamentablemente, es usual que este trastorno conlleve un sinnúmero de problemas. 'Se obstruye la vía respiratoria, lo que produce ronquidos y apnea del sueño. También puede provocar enfermedades crónicas como sinusitis y rinitis. Es más, muchas patologías broncopulmonares rinosinusales son consecuencia de una mala respiración nasal cuya principal causa es un tabique desviado que obstruye', sostiene el especialista.

El tema estético también es importante, porque este problema nasal puede producir una desviación de la pirámide de la nariz, la que finalmente se ve asimétrica.

Según el especialista, se puede estar ante un cuadro de tabique desviado obstructivo cuando existe algún grado de dificultad respiratoria que no cede a los tratamientos descongestionantes habituales. También en casos de roncopatía, apnea del sueño, secreción nasal y descarga posterior aumentada.

Si bien esta patología no requiere necesariamente de una intervención quirúrgica, conduce directamente a un quirófano cuando los complejos son mayores y las obstrucciones respiratorias impiden tener una vida normal.

'Se trata de una intervención bastante simple en la que no debiera existir dolor. Eso sí, muchos pacientes tienen molestias con los tapones que se ponen en las fosas nasales, situación cada vez menos importante, ya que pueden no usarse o dejarse sólo por dos días', explica el doctor Rebolledo.

Asimismo, agrega que si además se requiere de una rinoplastía, tampoco hay dolor pero sí aparecen moretones que nunca llegan a durar más de una semana.