Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Efectivos tratamientos para el juanete

Efectivos tratamientos para el juanete

04/01/2005
1 min lectura

Compartir en:

Además de ser muy doloroso, el juanete o Hallux valgus es una afección que muchas veces se transforma en motivo de complejos y de constantes dificultades para encontrar calzado cómodo, el que además suele terminar deformado por esta prominencia.

Generalmente, aparece a edades tempranas y se produce cuando el dedo gordo del pie se desvía hacia el exterior, lo que hace que el hueso que lo sostiene se vaya hacia adentro. Esto forma un ángulo que provoca una gran protuberancia, la que al estar en contacto con el zapato da origen a una bursitis, es decir, una especie de pequeña bolsa que contiene líquido lubricante. Esto produce irritación, inflamación y dolor.

El doctor Juan Carlos Johow, traumatólogo de Clínica Alemana, explica que 'los dedos del pie tienen cuatro músculos esenciales, los que les permiten moverse hacia las distintas direcciones. Cuando el músculo abductor del dedo gordo comienza a tirar en exceso hacia fuera, los otros se salen del carril y se produce esta deformidad'.

También hay casos en que esta patología desencadena otras afecciones, ya que hace que el segundo y tercer dedo se monten sobre el primero, lo que produce el ortejo en martillo o en garra. Esto, a la vez, hace que las articulaciones choquen con el zapato y se formen los molestos callos.

En cuanto a las causas, se sabe que un calzado inadecuado puede influir en su aparición. Es por ello que las principales afectadas son las mujeres que utilizan zapatos con punta y taco alto. Sin embargo, el especialista explica que 'aunque este factor es importante, su origen es principalmente hereditario, porque hay personas muy jóvenes que nunca han usado estos zapatos y tienen juanetes'.



Tratamiento

Como el surgimiento del Hallux valgus se debe principalmente a un desequilibrio muscular, los tratamientos tienen que hacerse a nivel funcional, es decir, alterando las fuerzas que lo originan.

'Cuando el problema está empezando, lo más recomendable es la kinesiterapia, que consiste en realizar electroestimulación del músculo que está menos activo, el que además hay que aprender a usar, lo que permite corregir el problema', explica el doctor Johow.

Este tratamiento debe ir acompañado del uso de un calzado adecuado, porque el zapato con punta obliga al dedo a mantenerse hacia fuera y aumenta el roce. Tampoco es recomendable usar taco, ya que hace que el pie se vaya hacia adelante, incrementando la deformidad. Por lo tanto, se aconseja usar zapatos a la medida, de punta redonda o más cuadrada, y con taco moderado.