Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Laxantes: Cuándo usarlos?

Laxantes: Cuándo usarlos?

07/09/2005
1 min lectura

Compartir en:

Lo más frecuente es que la gente tome laxantes por iniciativa propia, incluso en muchos casos hasta para adelgazar, lo que según los especialistas no es recomendable.

El doctor Juan Carlos Glasinovic, jefe del Servicio de Gastroenterología de Clínica Alemana, explica que estos fármacos deben ser usados con prudencia, porque existen distintos tipos de laxantes y es fundamental saber cuál es el más adecuado para cada caso.

Existen medicamentos estimuladores, ablandadores, osmóticos, drogas que actúan sobre el colon y otros que aumentan el volumen de las deposiciones.

También hay otros que no son laxantes y que pueden solucionar radicalmente algunos casos seleccionados de constipación. Cuando surgen dudas, es conveniente consultar a un especialista, tanto para establecer el tratamiento más efectivo y menos irritante, como para descartar la existencia de enfermedades importantes que pueden estar detrás del estreñimiento.


Abuso de laxantes
Un uso excesivo de estos medicamentos puede tener consecuencias negativas, como el progresivo agravamiento de la constipación.
'Hay personas que si no toman laxantes no pueden ir al baño, pero eso es producto de su enfermedad, que es la estitiquez, y no porque tengan una adicción por alteración de su cerebro que las lleve a usar laxantes en exceso: eso es un mito', asegura el especialista.

El abuso de este fármaco es relativamente frecuente en quienes quieren adelgazar, pero la verdad es que el efecto es transitorio, perjudicial e inútil, ya que produce pérdida de peso sólo por deshidratación.

El uso recurrente de laxantes en general no hace que estos pierdan su efectividad. Sucede más bien que la estitiquez se va agravando y ese laxante que era efectivo deja de serlo, por lo que se debe usar otro. 'Es importante aclarar que si el colon no se mueve y necesita algún laxante no es por acostumbramiento sino que es producto de la enfermedad, que es la estitiquez', sostiene el gastroenterólogo.

Por último, hay que tener presente que el abuso de laxantes puede provocar irritación del intestino, diarrea, malestar, y en algunos casos desequilibrio electrolítico.

Tipos de laxantes

  • Estimulantes: Estimulan los movimientos y la secreción del intestino.
  • Ablandadores: Suavizan y ablandan los bolos fecales, facilitando su paso por el intestino y su posterior expulsión.
  • Osmóticos: Hacen que dentro del intestino se secrete más agua, la que arrastra las heces con mayor facilidad.

Drogas que actúan sobre el colon: Medicamentos que actúan sobre los nervios que regulan los movimientos del colon.

Los que aumentan el volumen de las deposiciones: Producen un aumento del volumen de las heces; que es el mismo efecto que una dieta rica en fibras.