Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Piernas cansadas: Insuficiencia venosa crónica

Piernas cansadas: Insuficiencia venosa crónica

03/02/2005
1 min lectura

Compartir en:

Cansancio, pesadez, dolor, picazón y calambres, son los típicos síntomas del síndrome de las piernas cansadas o insuficiencia venosa crónica que afecta generalmente a la población adulta.

Según el doctor Juan Seitz, cirujano vascular de Clínica Alemana, esta enfermedad se produce por una dificultad en el retorno venoso de las piernas. A largo plazo, una de las manifestaciones más comunes y molestas para el paciente son las várices, úlceras venosas y pigmentación de la piel, que alteran en forma significativa la calidad de vida y la capacidad laboral.

Existen dos tipos de insuficiencia venosa. La primaria se relaciona con la falla en el funcionamiento de las válvulas venosas, que son estructuras que facilitan el paso de la sangre desde las extremidades hacia el corazón y evitan el éctasis venoso de las piernas.

'Puede deberse al mal funcionamiento de las paredes venosas, lo que produce que la sangre se mantenga en las piernas favoreciendo el aumento de la presión del sistema venoso profundo. Esto posteriormente condicionará la aparición de las várices', señala el especialista.

En cuanto a la insuficiencia venosa secundaria, que se presenta con mayor frecuencia, generalmente es producto de una trombosis venosa profunda, 'la que lamentablemente no siempre es diagnosticada por no tener síntomas, lo que impide tomar precauciones', afirma el doctor Seitz.

En este último caso, se recomienda que el paciente evite estar de pie y procure un descanso prolongado, debido a que el retorno venoso de las piernas depende de la contracción de los músculos de las pantorrillas, por lo que debe mantenerlos sin actividad.