Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Unidad de Cirugía Cardiaca cuenta con nuevo equipamiento

Unidad de Cirugía Cardiaca cuenta con nuevo equipamiento

19/02/2005
1 min lectura

Compartir en:

Para brindar una mayor seguridad a sus pacientes, ofreciéndoles la mejor atención y tecnología, Clínica Alemana adquirió dos nuevos equipos de última generación para realizar cirugía cardiaca tanto en adultos como en niños.
Se trata de la máquina de circulación extracorpórea Jostra HL 20 Heart-Lung Machine y la bomba centrífuga para ECMO Rotaflow Centrifugal Pump System, las cuales permiten reemplazar la función del corazón y/o pulmón por periodos cortos. A estos equipos se agrega un moderno intercambiador de temperatura.

Estas unidades se utilizan en procedimientos como cirugías de by pass coronario, de reemplazo o reparaciones valvulares y de la aorta ascendente. Además, se emplea en trasplantes cardiacos y a veces también en pulmonares, entre otras intervenciones.

El doctor Michael Howard, jefe de Cardiocirugía de Clínica Alemana, afirma que la máquina de circulación extracorpórea HL 20 es la más moderna que existe en Chile. 'Su principal ventaja es que dispone de todos los sistemas de seguridad necesarios y, además, es uno de los modelos más versátiles, ya que puede usarse tanto en adultos como en niños y neonatos'.

En tanto, la bomba centrífuga para ECMO (Extracorporeal membrane oxygenation) permite hacer circulación extracorpórea de forma portátil, ya que puede ser trasladada a distintas unidades de la Clínica.

De esta forma los pacientes que requieran soporte de este tipo -ya sea por una falla circulatoria o respiratoria-, podrán recibir asistencia expedita y ser trasportados a los distintos servicios con el fin de realizarle los exámenes y procedimientos necesarios.

Tecnología de avanzada para niños y adultos

Una de las principales ventajas de estos sofisticados equipos es que otorgan asistencia de circulación extracorpórea tanto a adultos como a niños, a diferencia de las unidades disponibles hasta el momento, las que sólo permiten tratar a pacientes mayores de ocho años.
Con esta nueva tecnología el Equipo de Cardiocirugía Infantil podrá iniciar un programa quirúrgico que incluya tanto a pacientes pediátricos como a neonatos con problemas de comunicaciones interauriculares, transposición de las grandes arterias o cualquier otra patología congénita compleja que requiera de una resolución rápida.

El doctor Howard explica que es frecuente que el tratamiento quirúrgico de estas afecciones se postergue debido a los riesgos que implica. Por esta razón, generalmente se espera que el niño crezca para operarlo, sin embargo, esto puede significar un mayor daño del corazón y hasta un retardo en su crecimiento.

'Por eso actualmente la tendencia es tratar de corregir lo antes posible todo este tipo de enfermedades, idealmente apenas el niño nazca, y para ello es necesario contar con tecnología de avanzada como la que acabamos de adquirir', concluye.