Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Masajes para recién nacidos en Neonatología

Masajes para recién nacidos en Neonatología

24/10/2006
1 min lectura

Compartir en:

Fortalecer el vínculo madre e hijo es uno de los principales beneficios de la masoterapia para recién nacidos, técnica que ya se está aplicando en la Unidad de Recién Nacido Sano de Clínica Alemana.

Está comprobado que este método tiene positivos efectos para el bebé a nivel fisiológico, además de permitir un equilibrio tensión-liberación y proporcionar placer sensorial.

 

Para implementarlo en este centro de salud, se capacitó a todo el equipo de enfermería de la Unidad de Recién Nacido Sano, instrucción que estuvo a cargo de un grupo de enfermeras entrenadas en masajes basados principalmente en las técnicas Shantala y Mariposa, prácticas milenarias de oriente que en los últimos años han sido incorporadas en destacados centros de salud internacionales con excelentes resultados.

 

Asimismo, las madres que asistan a la Clínica de Apoyo a la Lactancia de Clínica Alemana, podrán acceder a talleres para aprender a realizar este tipo de masajes a sus hijos en la casa.

 

Paula Alarcón, enfermera a cargo de la Clínica de Lactancia, explica que 'esta iniciativa surgió de la inquietud de las madres por conocer esta técnica, debido a los múltiples beneficios que otorga a los niños'.

 

La jefa de esta Unidad de Recién Nacido Sano, Claudia Zúñiga, explica que se ha comprobado que esta actividad permite que el bebé se relaje y a la vez fortalece el apego entre ambos. Es así, como estas técnicas pueden ser de gran ayuda cuando el niño está irritado o con cólicos.

 

 

'En una o dos sesiones les enseñamos a las mamás cómo efectuar los masajes. Lo más importante es que haya una disposición de parte de ellas para contactarse con el recién nacido', explica. Asimismo, también es importante que la recepción del bebé sea buena, dado que lo fundamental es que él esté a gusto.

 

¿Cómo se realiza el masaje?
La enfermera Paula Alarcón explica que para realizar los masajes hay que tener en cuenta algunos aspectos relacionados con el entorno.

 

Deben realizarse en un lugar temperado e idealmente con música agradable. Es importante que se efectúen con calma, sin ningún apuro.

 

Un lugar apropiado es en la habitación, sobre la cama, yla mamá sentada frente al niño. Para que las manos se deslicen con facilidad es recomendable usar vaselina o aceites de lavanda, coco o almendras.

 

La sesión de masaje debe durar entre 5y 20 minutos y puede realizarse una o dos veces al día, al mudarlo o antes del baño, en la noche. No es aconsejable realizarlo luego de la comida o muy cerca de la hora de alimentarse.

 

Esta técnica se suma al resto de las iniciativas implementadas por la Unidad de Recién Nacido Sano, con el fin de brindar al bebé una atención integral en esta etapa y en su primer año de vida.