Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Nistagmus: Movimiento descontrolado e involuntario de los ojos

Nistagmus: Movimiento descontrolado e involuntario de los ojos

10/02/2006
1 min lectura

Compartir en:

Si al mirar fijamente algo o al enfocar la mirada hacia una dirección los ojos presentan movimientos descontrolados, repetidos, de vaivén, involuntarios y rítmicos, podría tratarse de nistagmus, patología que puede afectar sólo un ojo o ambos.

Esta enfermedad puede darse porque el cerebro tiene un control insuficiente sobre los movimientos oculares por deficiencias de la vista, derivadas del albinismo o fallas del nervio óptico.

'El tipo más frecuente es el congénito, que aparece entre los dos y seis meses de edad y dura toda la vida. Pero también puede ser originado por tumores del sistema nervioso central u otras patologías neurológicas. Asimismo, el consumo de innumerables drogas puede influir', explica el doctor Jorge Abujatum, oftalmólogo de Clínica Alemana.

Por otro lado, esta patología puede presentarse ante ciertos estímulos (como medicamentos y maniobras médicas) o bien durante todo el día, mientras que hay casos de nistagmus voluntarios que se dan cuando las personas hacen movimientos rápidos, finos y horizontales por poco rato. Esto suelen hacerlo para llamar la atención y no conlleva riesgo.

A la hora de diagnosticarlo, se consideran la edad del paciente y de inicio de la enfermedad, la presencia de otras patologías y la ingesta de remedios, entre otros. Sólo algunos casos pueden bloquearse con lentes prismáticos o parches. Para el resto, se recomienda mirar vagamente sin atender los detalles, porque cada vez que el paciente se preocupa de un estímulo visual pequeño, se desencadena.

El doctor Abujatum dice que también existe la opción de una cirugía. 'Hay nistagmus que en cierta posición de la mirada son mucho menos intensos que en la perspectiva contraria o que, incluso, logran desaparecer. A estos pacientes se les puede someter a una cirugía de los músculos extraoculares para que desplacen los ojos de manera que la posición del bloqueo quede derecho al frente. Mientras que otros podemos atenuarlos con cirugía de retroceso de los músculos rectos extraoculares', afirma.

Consecuencias y tipos de nistagmus
Esta patología deteriora la agudeza visual cuando aparece en los primeros meses de vida, mientras que si se adquiere de adulto, origina una menor visión transitoria y una sensación subjetiva de que los objetos se mueven un poco, llamado oscilopsia.

Por otro lado, también puede asociarse a la formación de estrabismo y al padecimiento de tortícolis.

Si bien el nistagmus se caracteriza básicamente por los movimientos descontrolados e involuntarios, se pueden distinguir dos tipos: motor y sensorial.

El primero consiste en un movimiento horizontal en que la agudeza visual lejana resulta mucho más afectada que la cercana. Comienza entre la sexta semana y los tres meses de edad, y puede aliviarse al mirar en una dirección. Afortunadamente, los pacientes no ven su entorno moviéndose como sí lo hacen sus ojos.

Mientras que el nistagmus de tipo sensorial se asocia a un movimiento más vago, ya que los ojos se mueven para todos lados, a veces de forma rápida y, otras, lentamente. Esta clase, además, suele darse desde la sexta a la octava semana de edad.