Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Qué no consumir durante el embarazo

Qué no consumir durante el embarazo

19/02/2006
3 min lectura

Compartir en:

Tabaco

Las toxinas del humo del cigarro pasan al feto a través de la placenta, reduciendo la cantidad de oxígeno que recibe. La falta de este gas puede provocar un retraso en su crecimiento, 'lo que favorece el riesgo de asfixia fetal durante el embarazo y sufrimiento fetal agudo intraparto. Además, se han descrito efectos negativos sobre el desarrollo cerebral, aumento de la frecuencia de abortos espontáneos y partos prematuros, pudiendo incluso llegar a provocar la muerte del feto', asegura el doctor Julio Astudillo, ginecólogo de Clínica Alemana.

Alcohol

El consumo continuo de alcohol durante el embarazo puede producir Síndrome Alcohólico Fetal, que se caracteriza por provocar defectos físicos y deficiencia mental. También el alcohol se ha asociado a abortos, nacimientos prematuros, hemorragias y problemas en el comportamiento futuro.

Se recomienda evitar todo tipo de bebidas alcohólicas, ya que no hay evidencia clara y exacta sobre cuánto alcohol es dañino ni en qué forma es más nocivo. El problema es que no es conocida la dosis necesaria para provocar el mínimo efecto. Por eso no es recomendable la ingestión de ningún tipo de alcohol durante el embarazo.

Diferente es el caso en que una mujer ingiera alcohol en pequeñas dosis sin saber que está esperando guagua.

El alcohol por lo demás, no tiene ningún efecto benéfico para el embarazo.

Cafeína

No sólo se encuentra en el café, sino en el té, el chocolate, antigripales y en remedios para aliviar dolores. El consumo de cafeína se considera moderado cuando se trata de menos de tres tazas chicas de café al día.

Son muchos los efectos que produce este estimulante, tanto si se ingiere en estado natural o sintético, como si se hace un par de veces al día o más. En primer lugar, el alto consumo (más de cinco tacitas de café) retarda la posibilidad de concebir un hijo.

Un feto en desarrollo puede tener más cafeína en la sangre que su madre por la inmadurez de su metabolismo. De ser así, puede verse afectado por el aumento de su presión arterial, de los latidos cardiacos y de sus movimientos, aunque 'el resultado sobre el feto en general no es tan serio ya que son más frecuentes los efectos en la madre, como taquicardia, irritabilidad y cefalea, entre otros', dice el doctor Astudillo.

Por otro lado, la cafeína estimula la producción de orina y reduce los niveles de fluidos en el cuerpo, efecto no deseado durante el embarazo, ya que la hidratación es importante.

Algunos estudios han establecido casos más graves relacionados con abortos espontáneos, partos prematuros y guaguas con bajo peso al nacer.

Drogas

Las drogas ilegales pueden hacer que el niño nazca enfermo o con déficit en el desarrollo y en su físico.

La marihuana, por ejemplo, puede reducir la fertilidad y hacer que la guagua tenga bajo peso al nacer, además de síntomas de abstinencia -llanto excesivo y temblores-, y problemas de comportamiento y aprendizaje.

Ni siquiera las infusiones en base a hierbas son recomendados sin autorización médica. Se cree que, por ejemplo, que el té de menta tomado en grandes cantidades, causa contracciones uterinas y podría aumentar el riesgo de aborto espontáneo o parto prematuro.

Quesos y embutidos

La Listeria es una bacteria que puede producir una enfermedad infecciosa cuyos síntomas son similares a los de un resfrío, pero que en mujeres embarazadas podría comprometer la gestación, pudiendo provocar infección del embarazo propiamente tal y del feto. Por esto, puede causar parto prematuro, infección neonatal e incluso la muerte fetal. Esta enfermedad se llama Listeriosis.

La Listeria contamina quesos de cualquier tipo, embutidos y derivados de la leche que no han sido pasteurizados, único proceso que erradica los gérmenes, ya que esto no ocurre con la refrigeración.

Pescados y mariscos

El pescado es muy saludable, tiene pocas grasas saturadas y altas cantidades de proteínas; sin embargo, pueden estar contaminados con parásitos y bacterias. Si bien los primeros son eliminados con el congelamiento, las segundas sólo se destruyen con la cocción. Por eso se recomienda que las embarazadas los coman bien cocidos. Esto deja de lado el sushi.

El doctor Astudillo establece que los mariscos, por su parte, suelen estar contaminados con más frecuencia que los pescados y pueden producir infecciones gastrointestinales como el tifus, la salmonelosis, la hepatitis y algunas parasitosis.

Con el consumo de pescados y mariscos en conserva en cambio, no hay problemas.

Alimentos crudos

Todos los alimentos crudos -incluyendo frutas, verduras, huevo y carne- tienen riesgo de estar contaminados con bacterias que pueden producir infecciones. En un adulto, provocan diarrea, náuseas, fiebre y deshidratación (que puede ser severa); pero un feto puede verse gravemente comprometido.

Las carnes y huevos deben estar cocidos; las verduras lavadas, al igual que las frutas, que además deben estar peladas. También hay que tener cuidado con las superficies que se tocaron con alimentos crudos o sucios.

No hay que dejar de consumir estos productos, si no sólo hacerlo tomando las medidas necesarias.

Otra enfermedad transmitida por parásitos de alimentos crudos es la toxoplasmosis. Generalmente, es asintomática, por lo que la madre no se dará cuenta si la contrae; pero puede producir una infección intrauterina y si se traspasa al feto, éste puede sufrir daños severos seculares como retraso mental, pérdida de la visión y/o la audición.

Otros

Maní: Este fruto seco puede provocar problemas durante el embarazo cuando la madre es alérgica y sufre alguna reacción al consumirlo.

Alimentos que producen acidez: Deben evitarse ciertas verduras (brócoli, espinaca y coliflor), las frituras, las grasas y cafeína en exceso, la cebolla y el ajo, las comidas picantes, el alcohol y las bebidas carbonatadas porque pueden producir acidez. Además, se recomienda comer despacio y en pequeñas porciones; consumir algo liviano en la noche, y acostarse no antes de un par de horas después.

Bebidas dietéticas: El aspartame es el endulzante más utilizado en estas bebidas y sólo en exceso es dañino, ya que contiene fósforo y puede intervenir en la absorción de calcio. No se recomienda consumir más de tres productos que lo contengan al día.