Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Lanzamiento Campaña Preventiva Amárrate a la Vida: "Si tomas no manejes"

Lanzamiento Campaña Preventiva Amárrate a la Vida: "Si tomas no manejes"

30/10/2007
3 min lectura

Compartir en:

En 2006, se produjeron en el país 3.082 accidentes de tránsito porque el conductor iba bajo efectos del alcohol, con 224 víctimas fatales, de acuerdo a la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito (Conaset). Esta es una realidad que conoce muy bien el Servicio de Urgencia de Clínica Alemana, donde cada noche y, especialmente, los fines de semana llegan jóvenes lesionados debido a su participación en choques, ya sea como conductores en condiciones de intemperancia o como pasajeros de estos mismos.

 

Conscientes de la responsabilidad social de informar y educar sobre los daños causados por la conducción bajo los efectos del alcohol y del peligro que esto implica, Clínica Alemana lanzó el 30 de octubre la campaña preventiva 'Si tomas NO manejes', con el fin de sensibilizar a los jóvenes y padres acerca de los peligros de conducir bajo sus efectos.

 

'La gran mayoría de los involucrados en accidentes de tránsito bajo los efectos del alcohol corresponde a jóvenes menores de 35 años', explica el doctor José Giordano, jefe de este servicio, siendo las lesiones más frecuentes los TEC (traumatismo encéfalo craneano), politraumatismos, fracturas de extremidades y heridas de diversa consideración.

 

La campaña 'Si tomas no manejes' está orientada principalmente a los adolescentes de entre 13 y 22 años (grupo de más alto riesgo), y a los padres, que como principal soporte y modelo de sus hijos deben fomentar la prevención y enseñanza del autocuidado.

 

Paula Ithurbisquy, Gerente Comercial de Clínica Alemana, explicó que 'desde hace más de 10 años venimos trabajando el concepto de prevención de accidentes en general y salud preventiva, con charlas educativas y talleres prácticos dirigidos a la comunidad, con el propósito de mejorar la calidad de vida, previniendo a tiempo'.

 

¿En qué consiste la campaña?
La campaña de Clínica Alemana consiste en mensajes preventivos a través de afiches, lienzos, pendones y paletas publicitarias, además, de la instalación de dos gigantografías en la vía pública, una en Av. Las Condes y otra en Lo Curro.

 

 

Entre las acciones masivas destaca la difusión en los colegios de un impactante video sobre este tema. También se distribuirán posavasos en pubs, restaurantes y fiestas de colegios (ya se han entregado más de 5 mil), con tres diferentes mensajes preventivos: 'Con dos tragos, tu riesgo de accidentes sube 5 veces'; 'No termines mal. Si tomaste, no manejes' y 'Si tu amigo tomó, no lo dejes manejar'. A esto se suma la presencia en sitios webs de Clínica Alemana, de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito (Conaset) y actividades de marketing digital.

 

Asimismo, se realizarán diferentes actividades educativas en colegios afiliados al Convenio de Accidentes, para niños de 5° básico a 4° medio, y a padres y educadores, las que contemplarán estadísticas y testimonios anónimos de jóvenes atendidos en Clínica Alemana tras protagonizar un accidente de tránsito bajo al influencia del alcohol.

 

Ya el año 2006 Clínica Alemana desarrolló la campaña 'Amárrate a la Vida: Úsalo Adelante y Atrás', para promover el uso del cinturón de seguridad, cuyo objetivo fue crear conciencia sobre la importancia de que todos los ocupantes del automóvil lo usen como medida de protección.

 

Fue precisamente por esta campaña que la Conaset hizo un público reconocimiento a Clínica Alemana, destacando que 'iniciativas como éstas contribuyen a cambiar las conductas de los ciudadanos, logrando así disminuir los siniestros de tránsito'.

 

Consecuencias de conducir bajo efectos del alcohol
El alcohol es una droga psicodepresora que, incluso en pequeñas dosis, influye negativamente en la conducción, ya que afecta el cerebro y la vista. Disminuye los reflejos y la agudeza visual, además de enlentecer el razonamiento y aumentar la somnolencia.

 

El doctor Giordano aseguró que 'el alcohol produce pérdida de la inhibición, por eso cuando las personas toman, sobre todo los jóvenes, hacen cosas que normalmente no harían. En estos casos, se produce una falsa sensación de seguridad, sumado a una alteración de la percepción del tiempo y el espacio, los reflejos son absolutamente inadecuados, y si la ingesta es mayor hay sopor y puede haber inconciencia'.

 

En Chile, la ley permite niveles de alcoholemia inferiores a 0.50 gr/lt, valor que se sobrepasa con tres copas de cualquier trago. Incluso, estando los niveles de alcoholemia menores a 0.5 gr/lt, Carabineros puede cursar una infracción por manejar en condiciones físicas deficientes. Por eso, antes de conducir y aunque se esté dentro del rango legal de alcoholemia, hay que dejar pasar al menos tres horas sin consumir alcohol.

 

Los resultados de la Sexta Encuesta Nacional de Drogas muestran que de quienes consumieron alcohol en los últimos 30 días, el 6,4%, es decir, unas 320 mil personas, reconoce que debido a esto se han expuesto a daños en su integridad física.

 

Impactantes cifras en Clínica Alemana
El Departamento de Urgencia Escolar de Clínica Alemana, que cuenta con 70 colegios suscritos en su convenio para la atención de lesiones traumáticas, atiende a menores de hasta cuarto medio.

 

El doctor Guillermo Correia, jefe de este departamento, puso énfasis en el creciente número de niños que ha llegado en los últimos cinco años bajo los efectos del alcohol, en cualquier época del año. Esto se ha traducido en un aumento de lesionados en riñas, atropellos, colisiones de vehículos, golpes, contusiones, esguinces, fracturas, víctimas de asaltos en la vía pública e, incluso, un herido a bala.

 

Sólo en 2006, este servicio recibió a 30 menores en estado de ebriedad y hasta agosto de este año ya van 17 casos, principalmente durante la noche. El 85% de los pacientes atendidos en estas condiciones son hombres mayores de 13 años. En tanto, el 15% restante corresponde a mujeres sobre 14 años.

 

'Cuando recibimos a estos pacientes la mayoría está sobre 1 gr/lt en la alcoholemia, e incluso hay sobre 3 gr/lt. Hay que considerar que estas cifras se registran luego de que el paciente es atendido por sus lesiones, por lo tanto, probablemente al momento del accidente era mucho más alto'.