Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Cistoscopía: Un vistazo al interior de la vejiga

Cistoscopía: Un vistazo al interior de la vejiga

05/02/2008
1 min lectura

Compartir en:

La mejor manera de estudiar el interior de la uretra hasta la vejiga es con la cistoscopía, también llamada uretrocistoscopía. Para este examen se utiliza un instrumento similar a una fibra óptica delgada y flexible que, en el extremo, tiene una cámara digital de alta resolución y una luz que permite iluminar las estructuras de la vía urinaria baja.

Este método es muy preciso, ya que permite detectar lesiones que no se descubren con otros exámenes. Además, con el mismo instrumento -llamado cistoscopio- se pueden tomar muestras para hacer biopsias.

El examen se realiza, habitualmente, de manera ambulatoria, dura alrededor de 20 minutos y no necesita más que anestesia local aplicada con un gel que se introduce por la uretra. Puede ser molesto pero no doloroso, y podría provocar mínimas molestias como ardor posterior al procedimiento, el que suele ceder en menos de 24 horas. En algunos casos es necesario indicar algún antiinflamatorio y/o antibiótico.

'La adecuada y correcta evaluación de la vejiga incluye la cistoscopía, que permite descartar lesiones que no son visibles con otros métodos. Una de las principales indicaciones para realizar este examen es cuando existe sangre en la orina (hematuria o microhematuria). En estos casos se deben descartar cálculos y/o tumores de la vía urinaria. Para esto se estudian los riñones y uréteres con imágenes (scanner o ecografía)', asegura el doctor Pablo Bernier, jefe del Servicio de Urología de Clínica Alemana.

¿Cuándo no se puede realizar una cistoscopía?
Cuando existe la sospecha de una infección urinaria.

¿Este método sirve para realizar tratamientos o es sólo para diagnósticos?
La cistoscopía fundamentalmente es un procedimiento diagnóstico.

¿Qué tratamientos se pueden hacer con ella?
Cuando existe alguna alteración o lesión sospechosa se programa un procedimiento endoscópico bajo anestesia, lo que permite que a través del cistoscopio se pueda tomar una biopsia y/o electrocoagular la lesión. En casos indicados se utiliza un endoscopio especial que permite la resección de una lesión para obtener tejido adecuado para realizar un análisis de anatomía patológica.

Servicio de Urología
Teléfono: 2101062