Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Maternidad: La primera visita al ginecólogo

Maternidad: La primera visita al ginecólogo

03/12/2008
3 min lectura

Compartir en:

Cuando se sospecha un embarazo, la primera visita al ginecólogo es indispensable para obtener toda la información que permita conocer eventuales riesgos durante la gestación. Asimismo, el especialista realiza el primer examen físico para confirmar este estado y que la madre esté en buenas condiciones.

 

Comenzar con los controles desde el principio es tan indispensable que la recomendación a nivel internacional es que, desde el momento en que la pareja decide tener un hijo, debe empezar con un control preconcepcional. El objetivo principal es evaluar los factores de riesgo para la gestación -basándose en la historia familiar- y, según eso, manejarlos para conseguir un embarazo óptimo.

 

'De esta manera, en el caso de tener una enfermedad conocida podemos ajustar los tratamientos para un mejor resultado del embarazo. Si no existe un antecedente, podremos aclarar dudas, insistir o reforzar una dieta adecuada y, por supuesto, iniciar suplementación con ácido fólico, que ha demostrado reducir el riesgo de malformaciones en el sistema nervioso central de la guagua', asegura el doctor Daniel Pedraza, ginecólogo de Clínica Alemana.

 

Este control es más importante aún cuando ha habido pérdidas recurrentes o problemas en un embarazo previo. Conociendo la causa, se puede realizar el manejo necesario para evitar que ocurra nuevamente.

De no alcanzar a hacer el control preconcepcional, se recomienda ir al ginecólogo apenas se tenga un test de embarazo positivo o haya un atraso menstrual. Una vez en la consulta, el doctor hace un examen físico general que incluye la medición de peso, talla y presión arterial, y exámenes cardiacos, de mamas y de tiroides. Con estos estudios se van descartando o encontrando condiciones que impliquen un tratamiento especial o mayor control durante el embarazo.

 

'Además de confirmar el embarazo, esta primera consulta permite conocer -en base al examen e historia clínica- si existe alguna condición de riesgo que requiera un manejo dirigido durante el embarazo', afirma el especialista.

 

Aclarando dudas
El doctor Pedraza agrega que una de las primeras preguntas que hacen los padres tiene relación con la alimentación: 'cada vez es más frecuente que lleguen parejas jóvenes bien informadas de la importancia de una adecuada y completa ingesta durante el embarazo, la que consiste en abundantes frutas y verduras, con un aporte calórico ajustado a los requerimientos individuales para aumentar aproximadamente, 1 kg. a 1 1/2 kg. al mes a partir de las diez semanas. Si no hay un aumento adecuado de peso, existe mayor riesgo de inconvenientes en la gestación o problemas metabólicos a largo plazo en el hijo', dice.

 

También se le aclara a la paciente que tiene que dejar de lado algunas actividades físicas que impliquen impacto o riesgo de accidentes y caídas. Sin embargo, sí se les recomienda que hagan algún ejercicio moderado unas tres veces a la semana después del tercer mes de embarazo.

 

'Mantener una adecuada actividad física durante el embarazo no tiene riesgos y cambia la percepción de la embarazada, dado que siente menos molestias propias del avance de la gestación y secundarias a cambios en el peso y postura. Esto favorece una percepción de bienestar general y mayor facilidad de recuperar el peso normal después del parto', afirma el especialista.

 

En cuanto al consumo de medicamentos, se les deja en claro que no se pueden consumir, excepto en aquellas situaciones en que los beneficios superan los riesgos teóricos, es decir, cuando el problema amenaza el desarrollo del embarazo. Pero sí se les aconseja consumir ácido fólico (idealmente antes de la concepción) hasta la semana número 12. Luego, se les da hierro durante el segundo y tercer trimestre, ya que ha demostrado ser beneficioso, y calcio sólo para las pacientes con déficit.

 

La primera consulta también sirve para que los padres evalúen al ginecoobstetra y vean si les da la seguridad y confianza necesarias para controlar el embarazo.

 

El primer encuentro con el hijo
Además del examen físico, el especialista solicita análisis de laboratorio, que incluyen orina y sangre. Así, se conoce desde el grupo sanguíneo de la madre hasta la presencia de diabetes no diagnosticada, infecciones y anemia, entre otras condiciones que pudieran comprometer la salud del feto si no se manejan.

 

También se ordena o se hace la primera ecografía, que entrega información técnica y le permite a los padres tener el primer encuentro visual con su hijo. 'Habitualmente, la pareja está muy entusiasmada con verlo lo antes posible; sin embargo, es más útil el examen ecográfico a partir de la séptima semana, momento en que esperamos encontrarnos con un embrión claramente visible y con actividad cardiaca', dice el doctor Pedraza.

 

Con esa información se puede confirmar un embarazo múltiple o único, la fecha de gestación de una forma muy precisa (3-4 días de variación) y, en base a algunos hallazgos, estimar si el pronóstico es bueno, es decir, evaluar el riesgo de pérdida en el primer trimestre. Pero los especialistas saben que en más de un 95% de los casos seguirá bien.

 

Luego, se controla una vez al mes aproximadamente, excepto la segunda consulta, que se adelanta para analizar los resultados de los exámenes que pudieran haber sido pedidos y 'lo más importante es que se trata de un periodo lleno de dudas y síntomas para la madre, en especial si es su primer embarazo', concluye el doctor Daniel Pedraza.

 

 

Departamento de Ginecología
Teléfono: 2101092