Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Síndrome de Pellizcamiento del Hombro: Una dolencia frecuente

Traumatología

Síndrome de Pellizcamiento del Hombro: Una dolencia frecuente

28/01/2008
1 min lectura

Compartir en:

Existen muchas causas que producen dolor al levantar el brazo, pero la más común se denomina Síndrome de Pellizcamiento del Hombro. Las patologías que incluyen este cuadro clínico son la tendinitis del manguito rotador y la bursitis subacromial.

A continuación, las respuestas a una serie de interrogantes sobre el origen de este síndrome, cómo detectarlo y cuáles son las alternativas de tratamiento.

¿En qué consiste este Síndrome?

Este cuadro se caracteriza por dolor, proveniente del tendón del manguito de los rotadores y la bursa inflamados al comprimirse contra el hueso (acromion) cuando se eleva y/o rota el brazo.

En casos más severos, aparece dolor nocturno que interrumpe el sueño. Este malestar es desconocido y suele localizarse en la parte superior y externa del hombro, y superior del brazo, pudiendo irradiarse hacia el codo.

¿En quiénes se presenta?

Puede ocurrir a cualquier edad, sin embargo, es más común en:

  • Personas que utilizan sus brazos por sobre la cabeza, en tareas repetitivas
  • Al envejecer, ya que el manguito rotador sufre degeneración y, por lo tanto, es más probable que se inflame.
  • Al envejecer, ya que el manguito rotador sufre degeneración y, por lo tanto, es más probable que se inflame.

 

Si la condición persiste por semanas o meses, algunas personas notan dificultad para mover su hombro. Esto puede ser confundido con el 'hombro congelado', patología de diagnóstico y enfoque diferentes.

Para lograr una recuperación completa, el pellizcamiento de hombro requiere de un rápido diagnóstico y tratamiento.

¿Cómo se efectúa el diagnóstico?

Habitualmente, se realiza a través de radiografías de hombro. En casos refractarios a tratamiento, puede ser necesario efectuar una ecografía o resonancia magnética.

¿Cuál es el tratamiento?

La mayoría de los casos responde a un tratamiento no quirúrgico y, generalmente, esta condición es reversible.

El tratamiento medico incluye:
- Antiinflamatorios y medicamentos para el alivio del dolor.
- Kinesiterapia para mejorar la movilidad y fortalecer el hombro (a menudo con un kinesiólogo).
- Evitar actividades agravantes.

Si la inflamación continúa, puede ser necesario realizar una infiltración de corticoides en el espacio subacromial. El objetivo de esto es disminuir la inflamación local y permitir una kinesiterapia libre de dolor.

Habitualmente, los síntomas duran entre tres y seis meses antes de desaparecer completamente. Si después de este periodo no hay mejoría, puede ser necesario un tratamiento quirúrgico.

En qué consiste la cirugía?

Esta técnica de denomina acromioplastia artroscópica y se realiza en función de las patologías encontradas (tendinitis y/o bursitis). La cirugía consiste en pulir el acromion y así ampliar el espacio subacromial en que se mueve el manguito rotador. Su indicación es poco frecuente y necesaria sólo si el tratamiento médico fracasa.

Este artículo se realizó con la colaboración del doctor Claudio Moraga, traumatólogo del Equipo de Hombro y Codo del Departamento de Traumatología de Clínica Alemana.

Departamento de Traumatología
Téléfono: 210 1014