Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Taenia o lombriz solitaria: Un invitado de piedra

Taenia o lombriz solitaria: Un invitado de piedra

14/02/2008
3 min lectura

Compartir en:

Los malos hábitos higiénicos son la principal causa de infección por Taenia solium, comúnmente conocida como 'lombriz solitaria', una especie de gusano plano segmentado que puede llegar a medir entre tres y cinco metros.

La doctora Isabel Miquel, gastroenteróloga infantil de Clínica Alemana, explica que esta infección se adquiere por comer carne de cerdo cruda o mal cocida, la cual contiene en su interior el estado larval de la Taenia llamado 'cisticerco' (elemento vesiculoso de un centímetro de diámetro y que contiene líquido) y la cabeza llamada 'escólex'. A su vez, el cerdo se contagia con las deposiciones del hombre que está infectado con esta lombriz.

'La única manera de que las personas desarrollen la Taenia solium en su intestino delgado es comiendo carne de cerdo cruda o mal cocida. Sin embargo, también pueden adquirir una cisticercosis por ingerir agua o alimentos contaminados con deposiciones humanas que contengan huevos sin que posea la lombriz', advierte.

Explica que si existen malos hábitos higiénicos, los huevos microscópicos pueden infectar de inmediato al individuo. Sin embargo, si ingiere un huevo no se desarrolla otra lombriz, sino que el cisticerco -lo mismo sucede con los cerdos-, en cuyo caso se denomina 'cisticercosis'.

La infección por Taenia solium puede presentarse a cualquier edad a partir de los 5 años, aunque contrariamente a lo que se piensa, es más frecuente en jóvenes y adultos. Sin embargo, la cisticercosis puede manifestarse a cualquier edad, incluso en niños más pequeños.

También existe la Taenia saginata, otra lombriz solitaria que se adquiere por ingerir carne de vacuno cruda o insuficientemente cocida y en cuyo caso no existe riesgo de cisticercosis.

La especialista sostiene que la infección por Taenia solium puede ser grave a cualquier edad, lo que depende de la localización y el número del cisticerco, por ejemplo, cuando se deposita en el ojo o en el Sistema Nervioso Central puede ocasionar severos daños.

Sin embargo, agrega que esta infección es poco frecuente y, aunque no existen estadísticas acerca de su incidencia, la tasa estimativa sería de 0,5 por cada 100 mil habitantes para las 'teniasis', en las que se incluyen la Taenia solium y la Taenia saginata. Además, es más común en sectores rurales del país donde se consume carne de cerdo sin inspección médico veterinaria.

El síntoma más frecuente es un intenso dolor abdominal -tipo cólico- que puede acompañarse de diarrea intermitente y falta o exceso de apetito, aunque no todos los infectados presentan aumento del apetito.

Mitos de la 'lombriz solitaria'

Muchas personas relacionan la 'lombriz solitaria' con quienes comen mucho y no engordan. La doctora Miquel explica que, efectivamente, hay personas con Taenia solium que les sucede esto, sin embargo, no es una regla.

Otro mito es que los pacientes infectados con esta lombriz tienen 'vergüenza'. 'Esto sucede con personas que desconocen el origen de esta infección y la ocultan cuando eliminan proglótidas (trozos de lombriz) en las deposiciones, ya que le atribuyen orígenes ocultos o venéreos. Sucede más con la eliminación de Taenia saginata', señala.

La especialista explica que el diagnóstico de esta infección se realiza a través del examen de las proglótidas (trozos de lombriz), las que son llevadas al laboratorio en un frasco con agua de la llave para identificar la especie. Este estudio es indispensable, ya que el examen parasitológico seriado de deposiciones puede revelar la existencia de huevos de Taenia, pero no permite saber de cuál Taenia se trata.

El tratamiento se realiza con medicamentos (Prazicuantel o Niclosamida), pero en el caso de la Taenia solium debe tenerse extrema precaución con los hábitos higiénicos, ya que al eliminar la lombriz con sus segmentos repletos de huevos existe el riesgo de contaminarse con ellos y hacer una cisticercosis.

La doctora Miquel advierte que si la teniasis por Taenia solium no es tratada, las molestias intestinales y, en algunos casos, la falta de incremento de peso pueden persistir por años. 'Lo más grave es que se vive con una bomba de tiempo, debido a que en cualquier momento la persona podría infectarse con los huevos que se eliminan en las deposiciones y generar una cisticercosis. También se ha descrito el desarrollo de cisticercosis por regurgitación de proglótidas al estómago cuando la persona presenta muchos vómitos', sostiene.

Además, la especialista asegura que la infección y la cisticercosis pueden volver a aparecer, ya que no dejan inmunidad. En el primer caso, ocurre si la persona consume carne de cerdo mal cocida infectada con cisticercos y en el segundo, por ingerir agua o alimentos contaminados con heces humanas que contengan huevos de Taenia solium.

Servicio de Gastroenterología
Teléfono: 2101051