Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Todo sobre la donación de sangre

Todo sobre la donación de sangre

30/01/2009
3 min lectura

Compartir en:

Cirugías, quimioterapia, trasplantes y otras condiciones requieren transfusiones sanguíneas urgentes, de las cuales dependen las vidas de tantas personas. Por esta razón, al igual que la donación de órganos, la de sangre cumple un rol fundamental en la mejoría de muchos pacientes.

Es por esto que la Organización Mundial de la Salud (OMS) eligió el 14 de junio para felicitar a quienes donan sangre y ayudan a salvar vidas, e insistir en la necesidad de hacerlo periódicamente para prevenir su eventual escasez en las instituciones médicas.

Clínica Alemana se suma a esta iniciativa y, como una forma de difundirla, el doctor Hernán Figueroa, jefe del Banco de Sangre de Clínica Alemana, explica en qué consiste la donación de sangre, quiénes pueden ser donantes y cómo se realizan las transfusiones, entre otras cosas.

Requisitos para donar

Quienes quieren donar sangre deben cumplir con ciertos requisitos, de esta forma se evitan probables trastornos. Estas condiciones son tener más de 18 años y hasta 65, pesar más de 50 kilos, no encontrarse en ayuno y no estar embarazada.

Asimismo, los potenciales donantes de sangre no deben haber tenido hepatitis después de los 12 años. Nadie puede ir obligado ni recibir dinero por donar, tampoco se acepta a quienes hayan ingerido alcohol durante las 12 horas previas a la donación.

Hay que tener en cuenta que se puede volver a donar sólo si la última donación fue hace más de tres meses. Asimismo, si se está tomando antibióticos, antialérgicos o corticoides hay que informarlo, ya que en algunas ocasiones puede ser necesario esperar una semana luego de terminar el tratamiento con estos medicamentos.

¿Quiénes no pueden donar?

Por ningún motivo deben donar sangre los pacientes portadores de diabetes insulinodependiente, quienes se hayan inyectado drogas por la piel o venas. Tampoco pueden ser donantes los portadores de infecciones como SIDA, hepatitis B o C, o enfermedad de Chagas.

No pueden donar sangre las personas que tienen enfermedades crónicas al riñón, pulmón, corazón y/o hipertensión arterial, entre otras, además de quienes están con tratamiento para la epilepsia.

Por último, no deben donar sangre aquéllos que hayan tenido conductas de riesgo en su comportamiento sexual.

La donación

El potencial donante de sangre debe entrevistarse con el tecnólogo médico del Banco de Sangre, quien preguntará por conductas de riesgo que deben ser respondidas con toda sinceridad. La idea de esto es rechazar temporal o definitivamente a los donantes cuya sangre pudiera poner en riesgo al receptor de la transfusión.

Si la persona cumple con las condiciones, se le extraen 450cc de sangre, y se estudia para descartar la presencia de diferentes virus transmisibles por esta vía, como hepatitis B y C, VIH, Sífilis, mal de Chagas y HTLV I. Además, se determina el grupo sanguíneo.

La sangre obtenida en la donación es fraccionada en glóbulos rojos, plaquetas, crioprecipitados y plasma. Los primeros son utilizados para tratar la anemia. Las plaquetas son el apoyo primordial para la quimioterapia, ya que ésta produce una disminución de su producción hasta un nivel en que se pueden generar sangramientos. Los crioprecipitados y el plasma se utilizan en el tratamiento de trastornos graves y múltiples de la coagulación, como los que tienen algunos pacientes de las Unidades de Cuidados Intensivos.

En 24 horas, al término del fraccionamiento y obtenido un resultado negativo en los exámenes, los componentes están listos para la transfusión. Los glóbulos rojos se almacenan a 4 grados en refrigeradores especiales y su duración en esas condiciones es de 35 días.

Mitos y verdades

La donación de sangre es un problema de todos, ya que en cualquier momento alguien puede necesitarla, por lo que es relevante crear conciencia sobre lo trascendental de esta práctica.

Existen muchos mitos que a veces impiden que las personas donen. Es importante saber que:

  • Al donar sangre no se contraen enfermedades.
  • Todos los materiales que se usan son estériles y desechables.
  • La sangre será estudiada para detectar diferentes agentes infecciosos como el virus de la hepatitis B y C, el VIH (SIDA), sífilis, mal de Chagas y HTLV I. Si alguno de estos exámenes resulta alterado, se informa confidencialmente a las personas.
  • La donación de sangre no es dañina para la salud, ya que los glóbulos rojos donados se recuperan en 15 días y cualquier persona sana tiene más glóbulos rojos que los que necesita en su actividad habitual.
  • La donación de sangre es un acto voluntario. No se debe donar si se está siendo obligado por alguna razón