Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Asma y embarazo: Una combinación de cuidado

Asma y embarazo: Una combinación de cuidado

11/02/2011
1 min lectura

Compartir en:

Es posible que las personas con asma presenten crisis durante el embarazo, y si eso ocurre las complicaciones respiratorias pueden ser graves, incluso hospitalizaciones por insuficiencia respiratoria. Por este motivo, una embarazada debe prevenir y tener controles con su médico broncopulmonar para evitar o disminuir las crisis obstructivas.

Algunos de los síntomas del asma, un trastorno inflamatorio de las vías respiratorias, son ataques de sibilancias, es decir, una especie de silbido durante la respiración; dificultad para respirar, presión en el pecho y tos.

El doctor Masami Yamamoto, ginecólogo de Clínica Alemana, explica que el asma afecta el embarazo por un doble mecanismo. “El útero gestante ocupapartede la cavidad abdominal, dificultando mecánicamente la excursión del tórax. A su vez, la función ventilatoria es mayor en la mujer embarazada, por una mayor producción de CO2”, precisa.

Para el tratamiento del asma, generalmente, se usan diversos medicamentos (corticosteroides inhalatorios, inhaladores betaagonistas de acción prolongada, entre otros) que previenen los síntomas ayudando a evitar que las vías respiratorias se inflamen.

Sin embargo, en el caso de las embarazadas, es fundamental que el broncopulmonar indique aquellos fármacos que no sean dañinos, ya que el uso de corticoides orales en forma prolongada y sin vigilancia médica puede agravar una diabetes o afectar el crecimiento fetal.

Cuidados recomendados
Para controlar el asma durante el embarazo, se sugiere mantener el tratamiento adecuado, tener un estricto control y evitar la exposición a alergenos.

Los factores que pueden desencadenar crisis de asma son caspa o pelaje de mascotas, polvo, cambios en el clima (frío), químicos en el aire o en los alimentos, ejercicio, moho, polen, infecciones respiratorias, como el resfriado común; emociones fuertes (estrés) y humo de tabaco.

Departamento de Ginecología
Teléfono: 210 1092