Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Influenza: Mucho más que un simple resfrío

Influenza: Mucho más que un simple resfrío

12/05/2011
1 min lectura

Compartir en:

Síntomas generales, como fiebre, escalofríos, cansancio, decaimiento, dolor de cabeza y musculares, y problemas respiratorios, como congestión nasal, dolor de garganta (y al tragar) y tos que aparece desde el principio, primero seca y luego con flemas. Las complicaciones más frecuentes son otitis, sinusitis y neumonía. Así se presenta la influenza, infección viral del sistema respiratorio que dura entre 5 y 7 días cuando evoluciona sin complicaciones.

'La causa es el virus de la influenza, que puede ser de tipo A, B o C. El primero tiene, además, subtipos que se definen según las proteínas H y N de su superficie. Últimamente, han circulado los subtipos H1N1 y H3N2', explica el doctor Pablo Vial, pediatra infectólogo de Clínica Alemana.

¿Cómo se contagia?
Por contacto con alguien enfermo, ya sea por las manos o por gotitas al hablar, toser o estornudar. Es más frecuente en lugares cerrados, con poca ventilación y con mucha gente. Por esto, es más habitual en invierno cuando, además, el frío debilita las defensas respiratorias.

¿Cómo se trata la influenza?
Una vez contraída la enfermedad, lo más recomendable es beber líquidos en abundancia, hacer reposo y tomar los medicamentos correspondientes, como analgésicos, siempre de acuerdo a la prescripción médica. Existe tratamiento específico con antivirales, medicamentos que acortan la duración de la enfermedad y pueden prevenir complicaciones, y siempre que se usen precozmente (dentro de las primeras 24 a 48 horas de iniciados los síntomas).

¿Se puede prevenir?
Está comprobado que la vacuna anti-influenza es la mejor prevención, ya que reduce las posibilidades de desarrollar la enfermedad en un 75% y también es muy efectiva par evitar su manifestación más grave, complicaciones y necesidad de hospitalización. Como el virus va cambiando (mutando) periódicamente, quienes pertenecen al grupo de riesgo deberían vacunarse todos los años, como niños de seis a 23 meses, embarazadas desde las 13 semanas de gestación y mayores de 60 años.

Asimismo, deben vacunarse personas con enfermedades crónicas como asma bronquial, EPOC, diabetes, obesidad con IMC mayor a 40, cardiopatías (excepto las hipertensivas), insuficiencia renal en diálisis, insuficiencia hepática crónica y enfermedades autoinmunes. También se debe vacunar el personal de salud, ya que por razones laborales al tener más contacto con enfermos, tiene más riesgo de adquirirla y de ser fuente de contagio.

Campaña Ministerial
Del 28 de marzo al 31 mayo se extiende la campaña de vacunación ministerial contra la influenza a la que Clínica Alemana se suma con el objetivo de prevenir esta infección viral e impedir el brote, especialmente en el grupo de riesgo.