Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Sí se puede convivir con el sol

Sí se puede convivir con el sol

06/11/2011
2 min lectura

Compartir en:

La piel de las personas no está preparada para absorber tanta radiación ultravioleta, por eso en los meses de verano hay que protegerla con cremas específicas y accesorios como sombreros, anteojos y ropa. Los niños, los adultos mayores y las personas de piel blanca, entre otros, son los que requieren más cuidado.

El doctor Raúl Cabrera, jefe del Servicio de dermatología de Clínica Alemana, asegura que sí se puede convivir de manera sana con el sol manteniendo ciertas precauciones: “El ser humano perdió los pelos de la superficie y no tiene la piel gruesa como para exponerse sin protección como los animales. Entonces, sólo puede protegerse de la luz UV usando ropa, sombreros, anteojos y filtros solares”.

Además, hay que considerar que uno absorbe el 50% del total de radiación UV en los primeros 20 años de vida, así que la responsabilidad de los padres de prevenir el cáncer de piel es altísima. Y eso no es todo, porque la radiación se acumula, por ejemplo, con dos insolaciones con ampollas, la persona aumenta 3 a 4 veces el riesgo de tener un cáncer de piel a largo plazo, aunque lleve 10 años sin tomar sol, igual puede tener cáncer porque ya acumuló en su vida.

Sobre si el sol está más peligroso que antes, el doctor Cabrera asegura que “es un mito, nosotros no tenemos estudios solares de mil años para comparar. Pero sí está claro que disminuyó la capa de ozono, membrana que protegía contra la radiación ultravioleta (UV). Pero el problema se produjo cuando la gente empezó a tomar más sol. En los años 30 o 40 ni siquiera tenían protectores solares, pero tenían otro comportamiento, usaban más ropa y estaban a la sombra”.

El mejor factor de protección solar
El especialista aconseja usar factor 30 como mínimo, ya que la mayoría de la gente no se aplica el protector solar de la manera correcta, es decir, aplicarlo 20 minutos antes de la exposición solar para que penetre y se absorba, ponerlo en toda la piel, no dejar partes descubiertas y reaplicar a las 2 o 3 horas. Se calcula alrededor de una cucharadita de té por extremidad y por tronco, así, una botella debiera durar una semana. Además, hay que respetar la fecha de vencimiento y considerar que después de un año no sirve ninguno una vez abierto.

En Chile, sólo existen entre 6 y 50+ ya que no tiene sentido ponerles más numeración: “En nuestro país, la ley establece como máximo un filtro solar 50+. Es innecesario poner números mayores, llegando incluso a 100, con altos precios. Ninguno garantiza un bloqueo total, ya que esto significa que no entra nada de luz ultravioleta a la piel, pero los filtros sólo tamizan la luz que entra”, explica el doctor Raúl Cabrera.

Por ejemplo, cuando el filtro indicaba un factor 100 la gente suponía que obtenía un 100% de protección, pero era sólo del 99%; en cambio, un factor 50 llegaba a un 97% o 98%. Así, los filtros de 50+ otorgan una muy buena protección solar a diferencia de los de menos de 15.

Servicio de Dermatología
Teléfono: 2101062