Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Planear los hijos, una decisión responsable

Maternidad:

Planear los hijos, una decisión responsable

01/10/2012
2 min lectura

Compartir en:

La decisión de tener un hijo es una de las más importantes en la vida de una pareja, la que debe ser tomada con responsabilidad y considerando algunos aspectos de salud.

 

El doctor Max Polanco, ginecólogo de Clínica Alemana, explica que la fertilidad de una mujer va variando de acuerdo a su edad, concentrándose el periodo más fértil entre los 23 y 28 años, lo que no implica que a otras edades no pueda embarazarse.

 

Dejar los anticonceptivos es el primer paso. “Ya sea el DIU, parche, píldoras o anillo vaginal, todos dejan de tener efecto al momento de dejarlo y es un mito que cueste quedar embarazada o que debe haber un tiempo de desintoxicación”, sostiene.

 

El especialista agrega que lo realmente importante es que al planear un embarazo la mujer tome ácido fólico dos o tres meses previos a dejar los anticonceptivos. Además, lo óptimo es estar con el peso adecuado, ya que el embarazo no es el momento de iniciar una dieta. Tanto el sobrepeso como la baja de este se pueden tratar de corregir, pero no es lo ideal. De acuerdo a la evaluación nutricional que se realiza en el primer control es el incremento de peso mensual adecuado para cada condición.

 

En cuanto al tiempo de espera entre un hijo y otro, el doctor Polanco dice que el periodo en el cual todos los órganos vuelven al estado pre-embarazo es de alrededor de tres meses, aunque hay que recordar que durante la lactancia exclusiva no se ovula, por lo que el promedio de espera pensando en una lactancia ideal, es de seis meses.

 

El doctor Polanco explica que si no se espera este plazo mínimo, existe riesgo de que la cicatriz de cesárea no esté adecuadamente reparada, aumentando el riesgo de apertura, lo que hace a ese embarazo más riesgoso. Esto no significa que si la mujer se embarazó se deba interrumpir el embarazo, pero idealmente hay que respetar los seis meses.

 

Cuando ha habido una pérdida, el periodo de espera posterior para volver a embarazarse depende de si se produjo por un aborto espontáneo o secundario a un embarazo molar. En el primer caso, basta con esperar tres meses, pero para el segundo se debe dejar pasar al menos un año.

 

En cuanto al tiempo máximo para embarazo, estadísticamente una mujer que tuvo un parto vaginal y tiene un periodo intergenésico -espacio de tiempo que existe entre la culminación de un embarazo y la concepción del siguiente- de 10 años, al momento de su siguiente parto, será como su primera vez. Además de eso, no hay plazo máximo para que la mujer tenga que esperar para tener otro hijo.

Control de las enfermedades crónicas
Un aspecto fundamental antes de embarazarse es el control de las enfermedades crónicas que pueda tener la mujer.

 

“Actualmente, cada vez hay más mujeres con enfermedades de base y que tienen todo el derecho tener hijos, algunas con más riesgo para ellas y otras con más riesgo para la guagua. Lo fundamental en estos casos es la planificación y control antes de embarazarse, en conjunto con el ginecólogo y el especialista que trata la enfermedad de base. Por ejemplo, las mujeres que padecen epilepsia, algunas piensan que seguir con los medicamentos es malo para el embarazo y los suspenden sin supervisión. Esto es un error gravísimo, ya que es mucho más riesgoso para la guagua que la mamá presente una convulsión durante el embarazo”, enfatiza.

 

Algunos ejemplos de patologías son diabetes, lupus, artritis reumatoide, hipotiroidismo y trombofilia, entre otras.

 

Departamento de Ginecología

Teléfono: 2101091