Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Cada niño que nace en Clínica Alemana es un árbol que crece en La Patagonia

Cada niño que nace en Clínica Alemana es un árbol que crece en La Patagonia

19/02/2013
1 min lectura

Compartir en:

La Patagonia chilena es una de las riquezas naturales más importantes de Chile. Sin embargo, en los últimos 100 años ha sufrido el impacto de múltiples incendios, uno de los cuales destruyó 17 mil hectáreas del Parque Nacional Torres del Paine. Justamente esto fue lo que motivó la creación de la iniciativa Reforestemos Patagonia, a la que Clínica Alemana se sumó.

La participación es a través del Departamento de Maternidad con una campaña llamada “Cada niño que nace en Clínica Alemana es un árbol que crece en La Patagonia”.

La institución partió con 3.500 árboles. Para plantarlos, cada mamá debe ingresar un código en Reforestemos la Patagonia, el que se les entrega impreso en una tarjeta de regalo cuando nacen sus hijos.

Denise Peró, coordinadora general de Reforestemos Patagonia explica que el árbol simboliza vida y, como tal, es un regalo muy significativo para los nacimientos. “En muchas culturas, incluso en sectores rurales de Chile, se usa plantar un árbol por cada niño que nace, así va creciendo junto con la persona, representando su fuerza y vitalidad”, afirma.

El gerente comercial de Clínica Alemana, Ricardo Cumplido, sostiene que “el desafío que tenemos es enorme y como Clínica Alemana nos complace mucho ser parte de esta iniciativa, ya que cuidar y proteger la Patagonia, para que futuras generaciones disfruten de su belleza e inmensidad, es responsabilidad de todos”.

Esta campaña nativa es la más grande en la historia del país y, en su primera etapa, pretende plantar un millón de árboles en los parques nacionales Torres del Paine, Laguna San Rafael, Reserva Lago Cerro Castillo y Reserva Lago Carlota.

Denise Peró agrega que contar con empresas como Clínica Alemana en este tipo de campañas de responsabilidad social es fundamental. “Necesitamos crear un lazo simbólico y afectivo entre las personas y nuestras reservas nacionales, parques y bosques y así trabajar juntos para protegerlos y valorar su tremenda importancia ecológica”, concluye.