Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

El embarazo y sus cambios

El embarazo y sus cambios

14/10/2013
2 min lectura

Compartir en:

El embarazo es una etapa muy alegre, sin embargo, también está llena de grandes cambios físicos, psicológicos y emocionales, los que a veces transforman esta espera en un periodo difícil para la mujer.

Aquí, el doctor Max Polanco, ginecólogo de Clínica Alemana, explica las alteraciones más comunes que se pueden experimentar y cómo enfrentarlas.

 

 

 

 

  • MANCHAS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los cloasmas –manchas que se producen en la cara- son de color café y aparecen en el dorso de la nariz y la región de las mejillas. Asimismo, se tiñen algunas líneas alrededor de los pezones, y entre el ombligo y el pubis, que luego del parto tienden a atenuarse.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esta hiperpigmentación se debe a los cambios hormonales del embarazo y se exacerban al exponerse al sol.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una forma de minimizar las posibilidades de que aparezcan es utilizar bloqueador solar al estar al aire libre.

 

 

 

 

  • AUMENTA EL NÚMERO DE CALZADO
No es que el pie crezca, lo que sucede en el 50% de las mujeres embarazadas es que tienen edemas, es decir, acumulan líquido en las extremidades, especialmente en las piernas y el empeine. Esto hace que el calzado normal no quepa.

  • ARTICULACIONES

Durante la gestación ocurren una serie de cambios fisiológicos en la mujer, como el aumento de peso, por lo que se producen una serie de mecanismos compensatorios.


Uno de estos es que cambia el centro de gravedad, ya que debido al crecimiento del abdomen, la mujer tiende a echar la espalda para atrás, lo que se traduce en un aumento de hiperlordosis y dolor en esa zona.

Sin embargo, el cambio más notorio en algunos casos son los edemas a nivel de las extremidades, produciendo una sensación de adormecimiento.

  • ESTRÍAS
Estas dependen, principalmente, de la predisposición genética. Si frente a bruscos cambios de peso se producen estrías, durante el embarazo va a haber más probabilidades de que aparezcan.


Para evitar esto, se aconseja embarazarse con el peso ideal y subir aproximadamente 800 grs. mensuales o lo que el obstetra le recomiende y no sobrepasarse. En forma paralela, es útil usar crema antiestrías.


  • VELLOS
En esta etapa aparece más vellos y tienden a colocarse más gruesos. Sin embargo, esto se revierte al concluir el embarazo, por lo que si aparecen en otras zonas se les aconseja a las futuras mamás no depilarlos.

  • ESTREÑIMIENTO, VÁRICES Y HEMORROIDES

Producto de todos los cambios hormonales que ocurren en esta etapa y, fundamentalmente, del efecto estrogénico, aparecen -sobre todo en mujeres de piel blanca- telangiectasias, pequeñas venas en forma de arañitas que son reversibles y secundarias al embarazo.


Asimismo, se hace más frecuente la aparición de hemorroides, debido al aumento de la presión intraabdominal. Estas solo pueden ser tratadas después del embarazo y el puerperio, es decir, tres meses luego del parto.


Respecto a la constipación, es una consecuencia de los cambios hormonales y de los medicamentos que durante esta etapa se recetan, como suplementos vitamínicos. La mejor forma de manejarlos es con una dieta rica en fibra y líquido.



Departamento de Ginecología y Obstetricia
Teléfono: 2101092