Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

En Clínica Alemana: ventajas de la cirugía robótica en ginecología

En Clínica Alemana: ventajas de la cirugía robótica en ginecología

12/09/2013
2 min lectura

Compartir en:

Menos dolor y días de hospitalización, además de una rápida reinserción a la rutina, son algunos de los beneficios postoperatorios que permite la cirugía mínimamente invasiva realizada con el robot Da Vinci, más conocida como cirugía robótica ginecológica, que desde mayo de este año se está realizando en Clínica Alemana.

El doctor César Sandoval, ginecólogo de esta institución y especialista en uroginecología, explica que hasta ahora han sido intervenidas cinco pacientes con excelentes resultados.

Los dos grandes ámbitos de la intervención robótica ginecológica en Clínica Alemana abarcan la uroginecología, relacionada con la reconstrucción del piso pélvico, y la oncología ginecológica, fundamentalmente en el manejo de cáncer de endometrio. Para ello, la institución cuenta con un equipo multidisciplinario de profesionales orientado a tratar a cada paciente en forma personalizada, aplicando las mejores estrategias terapéuticas dependiendo del caso.

Desde el punto de vista técnico, gracias al robot, el cirujano logra mayor dominio del instrumental, ya que tiene una visualización en 3D del campo quirúrgico, lo que permite una mejor obtención de información, mucho más precisa, que no se logra con la cirugía laparoscópica tradicional en 2D.

“Lo anterior, facilita la realización de procedimientos en espacios anatómicos pequeños. Así es posible una mayor precisión en los movimientos que se realizan cerca de órganos vitales”, asegura el doctor Sandoval.

Además, este sistema de última generación permite agregar otros procedimientos muy útiles en oncología, como teñir los ganglios de manera que la cámara pesquise con fluorescencia los lugares exactos dónde trabajar.

En tanto, las pinzas y los instrumentos tienen 360° de rotación, algo imposible de lograr con la mano y que hace que esta cirugía sea más exacta. Todas estas características permiten que el cirujano tenga mayor versatilidad y aborde planos mucho más profundos, con precisión en la disección de estructuras y su conservación.

La experiencia de ginecología con el robot Da Vinci se suma a la del Servicio de Urología de Clínica Alemana en cirugía robótica, con urólogos y ginecólogos entrenados en el funcionamiento de esta tecnología. En el futuro, se espera que esta herramienta también sea utilizada en otras áreas como otorrinolaringología, cirugía de tórax, urología pediátrica, y coloproctológica, entre otras.

 

 

 

¿Cómo funciona?

  • El robot posee dos módulos: los brazos que permiten intervenir mediante laparoscopía al paciente y un terminal de control o consola que ayuda al cirujano a realizar la intervención.

  • En total, son cuatro brazos. De ellos, uno contiene una cámara de alta resolución que se introduce a través de pequeños orificios para entregar al especialista una visión 3D de la zona a tratar; los otros tres permiten manipular el espacio a operar, gracias a útiles intercambiables (como pinzas o tijeras, por ejemplo).

  • A través de la consola, en tanto, es posible dirigir los movimientos del robot, operar en áreas muy pequeñas y realizar incisiones muy precisas.