Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Estoy esperando gemelos: qué cuidados debo tener?

Estoy esperando gemelos: qué cuidados debo tener?

16/03/2013
1 min lectura

Compartir en:

Controles prenatales una vez al mes, alimentación saludable, uso de ácido fólico y calcio, son algunos de los cuidados que debe tener una mujer embarazada. Pero, ¿qué pasa cuándo es más de un hijo el que viene en camino? El doctor Masami Yamamoto, ginecólogo de Clínica Alemana, lo explica.

-¿Cuáles son los principales riesgos asociados a este tipo de embarazos?
Por definición, se trata de gestaciones de mayor riesgo que lo normal en lo que se refiere a prematurez, bajo crecimiento fetal y anomalías congénitas.

-¿Cuántas ecografías son las recomendadas?
Además de las habituales, en los embarazos bicoriales (dos placentas) es necesario una mensual que evalúe el crecimiento del feto, que descarte problemas congénitos y que mida el cérvix. En los monocoriales, en tanto, esta debe hacerse cada dos semanas para detectar el síndrome de transfusión feto fetal.

-¿Qué tipo de ejercicios puede realizar una mujer que espera gemelos?
Este tipo de embarazos tiene un 30% de probabilidades de parto prematuro antes de las 37 semanas y un 15% antes de las 34. Por eso, la actividad física debe estar limitada: no realizar deportes muy exigentes (trote, bicicleta, futbol y tenis). Pero si pueden practicar natación y usar elíptica. Una recomendación general es no superar los 150 latidos por minuto.

-¿Cuáles son las principales molestias de estas gestaciones?
Existe mayor posibilidad de desarrollar dolor lumbar, contracciones y edema (retención de líquidos) en las extremidades. Frente a estos síntomas es probable que se indique reposo, debido al riesgo de parto prematuro que conlleva esperar más de un bebé.

-¿Cómo puede controlar el peso una mujer que espera gemelos?
En este tipo de embarazos, las recomendaciones son las mismas que para una gestación única. El aumento de peso debe fluctuar entre los 7 y 12 kilos, según el peso inicial de la madre.

Con respecto a la dieta, es importante evitar alimentos crudos de origen animal, lácteos pasteurizados y cafeína (en el primer trimestre), mantener un régimen equilibrado, y consumir pescado semanalmente.