Mes de la Próstata en Clínica Alemana: Previene y disfruta la vida

Ahora en mayo

Mes de la Próstata en Clínica Alemana: Previene y disfruta la vida

10/01/2013
1 min lectura

Compartir en:

Como es tradicional, este año Clínica Alemana realiza el Mes de la Próstata. Sin embargo, por primera vez esta iniciativa se realiza en mayo. El objetivo de esta campaña preventiva es incentivar la pesquisa precoz del cáncer de próstata.

Según cifras del Ministerio de Salud, en Chile la mortalidad por esta causa ha aumentado progresivamente en los últimos años, llegando a 17,4% en el año 2002 y constituyendo la tercera causa de muerte por cáncer en los hombres, con alrededor de 1.200 fallecimientos al año.

La próstata es una glándula del sistema reproductor masculino del tamaño de una nuez, ubicada justo debajo de la vejiga, cuya función es aportar parte del líquido seminal. Luego de los 45 años, los riesgos de desarrollar enfermedades en esta zona aumentan.

El doctor Alberto Bustamante, urólogo de Clínica Alemana, explica que es importante que, a partir de esta edad, se realicen exámenes periódicos, por eso el objetivo del Mes de la Próstata es fomentar la pesquisa precoz de este cáncer y así ofrecer un tratamiento a tiempo antes de que la enfermedad se haga incurable.

Entre los factores de riesgo se encuentran la edad y los antecedentes familiares. Aunque solo el 10% de los cánceres son hereditarios, el riesgo va aumentando según la cantidad de personas directas afectadas por esta enfermedad: con un familiar es el doble y con más de dos es de 5 a 11 veces mayor.

Esta iniciativa preventiva impulsada por Clínica Alemana incluye una consulta médica y exámenes a precios preferenciales con los que se puede descartar otras enfermedades de esta glándula, como la prostatitis, prostatosis, prostatodinea o hiperplasia prostática benigna (HBP).

Examen

El antígeno prostático específico (PSA) es una glucoproteína producida por las células de la próstata. Se mide a través de un examen que determina la concentración de esta sustancia en la sangre, dado que las células cancerosas producen más PSA que las normales. Sin embargo, por sí solo no entrega información suficiente para distinguir entre alteraciones benignas y cáncer, por lo que debe ser complementado con el tacto rectal, que consiste en la palpación de la próstata a través del recto, ya que generalmente el cáncer prostático comienza con un crecimiento anormal en la parte externa de esta glándula.