Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Tecnología en radioterapia ofrece avanzado tratamiento para el cáncer

Tecnología en radioterapia ofrece avanzado tratamiento para el cáncer

06/01/2013
2 min lectura

Compartir en:

Si los tumores fueran planos, sería fácil irradiarlos, pero no solo son tridimensionales, sino que además están muy cercanos o incluso envuelven a un órgano sano, y la manera más eficiente de irradiarlos o atacarlos es desde varios ángulos. Para esto, ahora se puede utilizar una nueva técnica de intensidad modulada, llamada Volumetric Modulated Arc Therapy (VMAT), que fue implemantada recientemente por el Servicio de Radioterapia de Clínica Alemana, único centro en Chile que la tiene.

El VMAT “es una modalidad de tratamiento que permite que el acelerador lineal aumente sus opciones de funcionamiento ya que, mediante un programa computacional, es capaz de modificar la cantidad de radiación en el área, subdividir su flujo en sectores y, además, gracias al giro continuo del equipo, se puede elegir la forma óptima de entregar la dosis. Técnicamente, se puede llegar a tejidos profundos con mayor dosis, afectando menos los tejidos sanos”, afirma Hernán Barriga, físico médico de Clínica Alemana.

Su mayor ventaja es que disminuye el tiempo de aplicación por sesión. Por ejemplo, una que antes duraba alrededor de 25 minutos, se reduce a diez. En ese lapso de tiempo el acelerador va girando en 360°, cambiando la posición de las láminas, que se amoldan al tumor, y la tasa de radiación.

El doctor Andrés Córdova, jefe del Servicio de Radioterapia de Clínica Alemana, agrega que la precisión es similar al sistema utilizado anteriormente (IMRT), pero el tener al paciente menos tiempo en cada sesión de tratamiento disminuye las probabilidades de que el blanco se mueva por cansancio de la persona.

Otra particularidad de esta técnica es que se irradian menos unidades monitoras (UM), que son las unidades de medida de radiación del equipo. Por ejemplo, en un tratamiento para cáncer de cabeza y cuello, que antes se hacía con 1.200 UM, ahora se puede hacer con 700 UM.

El uso del VMAT está asociado a la forma del tumor y no a un tipo de cáncer específico, por lo que se puede utilizar en diversos casos.


Un exhaustivo control de calidad

El VMAT requiere de terapia guiada por imágenes (IGRT). Basado en un scanner, el oncólogo radioterapeuta junto a un tecnólogo médico, diseña el plan para tratar el tumor. Luego, en el acelerador lineal de Clínica Alemana, que cuenta con un scanner integrado al equipo (Cone Beam CT), se verifica si el blanco se encuentra en la posición correcta para ser tratado.

“Sin imágenes asociadas a este tipo de tratamiento, no se debe hacer, sería tratar a ciegas. El VMAT utiliza un programa muy sofisticado y autónomo, por lo que hay que asegurarse que realiza bien su trabajo y, para esto, se necesita un control de calidad exhaustivo, que consiste en una serie de pruebas, mediciones y procedimientos para garantizar que lo que se planificó en los programas de cálculo, sea lo que el acelerador ejecuta. Este control puede demorar hasta tres días por cada caso', explica Hernán Barriga.

Agrega que cada vez que es necesario, se le hace un scanner al paciente y se compara con el plan hecho en el computador para verificar que el blanco tratado esté correctamente enfocado. Si hay un cambio, aunque sea pequeño, el equipo mueve la mesa de tratamiento, sobre la que está el paciente, hasta que coincida con el plan. Dependiendo de la movilidad del tumor y características de la persona, se define la periodicidad con que se debe hacer el examen con el Cone Beam CT.

 


Servicio de Radioterapia
Teléfono: 2 2101192