Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Virus papiloma humano: la infección de transmisión sexual más común

En Chile

Virus papiloma humano: la infección de transmisión sexual más común

04/06/2013
1 min lectura

Compartir en:

Existen más de 100 subtipos de virus papiloma humano (VPH), algunos de los cuales se adquieren a través del contacto sexual. Si bien la mayoría es inofensivo, y no presenta síntomas. alrededor de 30 tipos se asocian con un mayor riesgo de tener cáncer (VPH de alto riesgo, siendo los más frecuentes el 16 y 18).

Según cifras del Ministerio de Salud, en Chile, esta infección provoca cáncer de cuello del útero en 17 de cada 100 mil mujeres aproximadamente, lo que se traduce en más de 600 muertes al año.

Los VPH de alto riesgo pueden además causar cáncer de vulva, vagina y ano. En los hombres, pueden producir cáncer de ano y del pene. Al respecto, la doctora Andrea Schilling, ginecóloga de Clínica Alemana, explica que “como es una enfermedad de transmisión sexual, también puede provocar cáncer de amígdalas y base de la lengua, como consecuencia del sexo oral”.

Asimismo, este virus puede generar verrugas genitales o condilomas.

¿Cómo prevenir?
Como el virus papiloma humano es muy contagioso lo mejor es prevenir. Para esto, una alternativa es el uso correcto de los preservativos de látex, sin embargo, estos solo reducen el riesgo, no lo eliminan.

Un efectivo método de prevención es la inmunización. Existen dos tipos de vacuna: la bivalente, que protege contra los subtipos 16 y 18 del VPH, y la tetravalente, que suma los subtipos 6 y 11, responsables del 90% de las verrugas genitales. Esta alternativa se recomienda a quienes aún no han iniciado su actividad sexual.

En el caso de las mujeres, cuando ya han iniciado su vida sexual y, por lo tanto, son potenciales portadoras del virus, la detección precoz de posibles lesiones es clave. El examen de Papanicolaou puede detectar cambios en el cuello uterino que pudieran evolucionar en cáncer, y debe realizarse en todas las mujeres sexualmente activas mayores de 21 o 25 años en forma anual o trianual. En estos casos, se extirpa con cirugía para evitar mayor propagación.