Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Abdominoplastía: el sueño de un abdomen perfecto

Abdominoplastía: el sueño de un abdomen perfecto

24/06/2014
1 min lectura

Compartir en:

El abdomen puede ser remodelado con varios procedimientos estéticos. La abdominoplastía o lipectomía abdominal es uno de ellos y consiste en la resección horizontal de un trozo de piel y tejido adiposo por debajo del ombligo, y la tensión de la musculatura de la pared abdominal, con lo que se obtiene un abdomen entallado y plano.


El doctor Patricio Léniz, jefe de la Unidad de Cirugía Plástica y Estética de Clínica Alemana, explica que este procedimiento es muy útil en mujeres que, producto de la edad y los embarazos, tienen exceso de piel y grasa en la zona del abdomen, además de una relajación de la musculatura. También es recomendable para pacientes que han bajado muchos kilos y quedaron con tejido adicional considerable, además de personas que quieran borrar cicatrices en la zona abdominal, bajo el ombligo.

Los efectos reparadores de la abdominoplastía pueden revertirse con un nuevo embarazo, por lo que es recomendable realizar este procedimiento cuando la mujer no vaya a tener más hijos. Si esto ocurre inesperadamente post abdominoplastía, se puede recurrir a una miniabdominoplastía.

La diferencia es que esta se realiza para extirpar solo la flacidez ubicada en la zona inferior. En esta cirugía no se toca la musculatura ni nada arriba del ombligo y su movilización o desinserción es posible solo en algunos casos muy justificados. Esto puede complementarse con una lipoaspiración, y sería una lipoabdominoplastía, una cirugía que combina la abdominoplastía con la lipoaspiración.

En todos estos casos, la cicatriz se ubica en la parte baja del abdomen, que puede ocultarse con la ropa interior o el traje de baño, y otra en el borde del ombligo, que es poco notoria.

Estas cirugías deben ser realizadas por un cirujano plástico, quien evaluará cada caso. Luego de este procedimiento el paciente debe estar, al menos dos días hospitalizado y, posterior a eso, necesita dos a tres semanas de recuperación. En el postoperatorio es necesario dejar con un drenaje durante aproximadamente una semana. Además, se debe usar una faja, someterse a drenajes linfáticos o masajes postoperatorios, hacer reposo y tomar algunos analgésicos y antiinflamatorios.

Unidad de Cirugía Plástica y Estética
Teléfono:
2210 1446