Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Colestasia en el embarazo: una mala combinación

Colestasia en el embarazo: una mala combinación

29/12/2014
1 min lectura

Compartir en:

Cuando se habla de colestasia se dice que es cualquier afección en la que se reduce u obstruye el flujo de la bilis del hígado. El tratamiento consiste en manejar la causa, es decir, aquello que está produciendo esto.

Sin embargo, cuando sucede durante el embarazo, el origen de este trastorno se desconoce, pero se cree que está directamente relacionado con el alza de hormonas durante la gravidez.

La colastasia intrahepática del embarazo puede comenzar los primeros meses de gestación, aunque es más común en el último trimestre y normalmente desaparece a los pocos días después del parto. Las repercusiones están en la piel de la madre y en la salud del feto.

Cómo se manifiesta

Los síntomas más frecuentes son la comezón y, en ocasiones, ictericia, la que se traduce en un color amarillento de la piel, los ojos y las membranas mucosas. Sin embargo, la señal más común y más molesta es el prurito, en ocasiones al rascarse llegan a producirse lesiones en la piel.

En ocasiones, la comezón puede afectar la alimentación de la madre, ya que se produce una disminución del apetito. Además, la deficiencia de bilis en el intestino puede generar una leve falta de absorción de los alimentos, afectando también la nutrición.

Sin embargo, las consecuencias más las sufre el feto, porque la colestasia de alguna manera afecta al útero, lo que puede provocar sufrimiento fetal, nacimiento prematuro o, en casos extremos, la muerte brusca del niño. Es por eso que muchos médicos deciden adelantar el parto a las 38 semanas, ya que la mayoría de las complicaciones se producen en las últimas dos semanas de embarazo.

En estos casos, el tratamiento de la colestasia es principalmente sintomático, es decir, se enfoca en reducir la picazón y prevenir las complicaciones.

Lo fundamental es que la embarazada sepa que si durante el embarazo comienza a sentir picazón podría tratarse de esta enfermedad y debe consultar a su médico para obtener un tratamiento adecuado.

Este artículo se reaizó con la colaboración del doctor Juan Carlos Glasinovic, gastroenterólogo de Clínica Alemana.