Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Hipertiroidismo: cuando el metabolismo está fuera de control

Hipertiroidismo: cuando el metabolismo está fuera de control

15/06/2014
1 min lectura

Compartir en:

Tiene forma de mariposa y está ubicada en el cuello, justo arriba de la clavícula. Se trata de la tiroides, una glándula endocrina que produce las hormonas tiroxina (T4) y triyodotironina (T3), encargadas de controlar la manera en que cada célula del cuerpo usa la energía. Este proceso, llamado metabolismo, se compone de muchas actividades, entre ellas, la velocidad con la que se queman las calorías y la rapidez con que late el corazón.


El hipertiroidismo consiste en un exceso de hormonas tiroideas en el cuerpo, lo que puede ser originado por distintas causas, como tener enfermedad de Graves (representa la mayoría de los casos de hipertiroidismo), inflamación (tiroiditis) de la tiroides posterior a algunas infecciones virales, uno o más nódulos productores de hormonas en exceso, o bien por tomar grandes cantidades de hormona tiroidea.

Este trastorno ocurre en aproximadamente 1% de las mujeres y es mucho menos frecuente en hombres.

Señales de alerta

Debido a la gran cantidad de hormonas circulantes en el cuerpo debido al hipertiroidismo, el metabolismo aumenta, lo que genera pérdida de peso, alza de la temperatura corporal y funcionamiento anormal de distintos órganos, con múltiples manifestaciones clínicas.

Quienes sufren esta enfermedad presentan uno o más de los siguientes síntomas: ansiedad, irritabilidad, dificultad para dormir y debilidad, en particular de los brazos y muslos, lo cual les dificulta levantar objetos pesados, subir escaleras o levantarse de una silla.

También pueden sufrir temblores (de las manos), transpirar más de lo normal y tener poca tolerancia el calor, latidos cardíacos rápidos, fuertes o irregulares; fatiga, pérdida de peso, a pesar de un apetito normal o mayor, y movimientos intestinales frecuentes. Además, algunas mujeres tienen periodos menstruales irregulares o, simplemente, dejan de tener la regla.

El hipertiroidismo puede manejarse con medicamentos, yodo radioactivo o cirugía. El tratamiento más indicado, depende de varios factores, como la edad, la gravedad y el tipo de hipertiroidismo, así como de la preferencia del paciente.

  • Este artículo se realizó con la colaboración de los doctores Fernando Osorio y Consuelo Espinosa, endocrinólogos del Centro de Tiroides de Clínica Alemana.