Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

La adicción a la tecnología sí existe

La adicción a la tecnología sí existe

09/07/2014
2 min lectura

Compartir en:

 

Ver televisión en la mañana, revisar el celular, hacer ejercicio escuchando música, usar el computador todo el día en la oficina, leer en un libro electrónico, nuevamente revisar el celular, llegar a la casa y ver televisión otra vez. Al fin, irse a dormir, pero antes, revisar el celular por última vez. Así de dependientes de la tecnología se puede llegar a ser.

Si bien estas son conductas recurrentes en una sociedad que ha incorporado estos artefactos como parte fundamental de su cotidianeidad, ¿en qué momento este tipo de comportamiento se puede convertir en una patología? La doctora Vanessa Cantillano, psiquiatra de Clínica Alemana, lo explica.

¿Qué se entiende por adicción a la tecnología?
Es la pérdida de control frente al uso racional de los computadores u otros aparatos, es decir, la persona pasa muchas horas conectada y todas las actividades de su vida giran en torno a esto. Así, se ven afectadas sus relaciones sociales y familiares, la estabilidad académica y laboral, y la salud física y mental.

¿Cuándo se debe consultar?

Ante la presencia de parte de los síntomas descritos o si la persona está anímicamente 'depresiva' o 'nerviosa'. Asimismo, cuando existen problemas familiares, académicos o laborales asociados a un uso inadecuado de este tipo de dispositivos.

 

¿Qué consecuencias en la salud podría acarrear si es que esta patología no se detecta o no se trata?
Entre los problemas de salud mental asociados están alteraciones en patrones de alimentación y sueño, excesiva somnolencia en el día, baja asistencia a clases, disminución del rendimiento académico o laboral, síntomas depresivos y consumo problemático de alcohol, entre otros. En cuanto a la salud física, se pueden presentar dolor de cabeza, tendinitis, problemas musculares y cansancio visual, por pasar muchas horas frente a una pantalla.

¿Cómo se trata?

Se requiere de una evaluación hecha por un especialista en salud mental para definir el tipo de manejo que se requiere, el que puede incluir medidas ambientales, tratamiento farmacológico (en algunos casos) y psicológico específico (psicoterapia). Muchas veces se requiere apoyo familiar, especialmente, en caso de adolescentes.

¿Existe una cura definitiva o hay siempre un riesgo de recaer?

 

Un tratamiento oportuno y por un periodo de tiempo adecuado, puede llevar a una remisión completa de la sintomatología. Algunos casos requieren varios periodos de tratamiento y puede presentar recaídas en la conducta antes de una remisión total y sostenida en el tiempo.

 

Cómo prevenir los riesgos asociados a un uso inadecuado de la tecnología

En niños y adolescentes:
•Limitar el uso de los computadores, por ejemplo, solo una hora diaria. En este caso, se recomienda establecerlo con antelación y utilizar alarma de ser necesario.
•Mantener los computadores en un área pública de la casa, evitando el dormitorio.
•Combinar el uso de estos dispositivos con actividades familiares y sociales, especialmente al aire libre.

En adultos:
•Desconectarse por periodos (días, semanas), es decir, que su uso no sea una rutina (por ejemplo, dejar en la casa el celular o tablet una vez a la semana).
•Conectarse para algo específico (como revisar el correo electrónico) en horarios definidos del día.
•Buscar apoyo externo (familiares, amigos) en la implementación de este tipo de medidas, ya que puede ser de mucha utilidad.

Nota:
•Poner atención en los casos en que estos dispositivos están siendo utilizados para evadir problemas personales o resolver otras dificultades, por ejemplo de socialización.
•Quienes deben tener mayor precaución son las personas que han tenido problemas con el tabaco, alcohol y otras sustancias.