Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Picaduras de insectos: cuándo preocuparse

Picaduras de insectos: cuándo preocuparse

04/12/2014
1 min lectura

Compartir en:

Se acerca el verano y comienzan a aparecer algunos insectos que en invierno no estamos acostumbrados a ver. Una de las razones es que las altas temperaturas los estimulan a una mayor actividad, lo que deja a las personas más expuestas a ellos. A esto se suma que, en verano, la gente realiza más paseos al aire libre y viajes.

Para evitar que las molestas picaduras no nublen estos alegres días de sol, es importante tener presente algunos aspectos que pueden ayudar a prevenir y a reaccionar a tiempo en caso de que surjan estas indeseadas ronchas.

La doctora Soledad Aspillaga, dermatóloga de Clínica Alemana, afirma que, en general, las picaduras de insecto no son graves. La mayoría de las veces basta con recetar antihistamínicos (antialérgicos) orales por una semana para que desaparezcan. Sin embargo, a veces pueden tener algunas complicaciones, por eso es importante estar atentos a estas señales:

Infección: si además de la inflamación de la picadura, hay signos de infección como mayor enrojecimiento, aumento de la temperatura de la piel alrededor de la zona afectada o formación de una costra, se debe acudir al médico para que evalúe si es necesario indicar antibióticos orales.

Reacciones alérgicas importantes: a veces la picadura se transforma en una lesión más extensa y, en ocasiones, es posible que incluso se inflamen zonas a distancia, como labios, párpados o garganta. En estos casos, se debe acudir a un especialista quien evaluará la indicación de corticoides orales. Si hay compromiso respiratorio, hay que ir a un servicio de urgencia.

Envenenamiento por mordedura de araña: la mayoría de las veces, estos ataques solo producen una inflamación local, pero cuando se trata de una araña de rincón existe la probabilidad de que la lesión se complique y aparezca una costra negra, dolor local e incluso malestar general, fiebre y orina con sangre. En estos casos siempre se debe consultar en un servicio de urgencia.

¿Cómo prevenir las picaduras de insectos?

• Evitar apoyarse sobre el pasto donde pueden haber más insectos.
• Mantener un buen aseo de las casas, limpiar y aspirar el suelo, paredes, closets, y sacudir zapatos y ropa antes de usarla.
• Las personas más alérgicas deben usar antihistamínicos.
• Si se viaja a zonas donde hay más insectos, se debe aplicar repelente que contenga DEET (di-etil toluamida) al 20 - 35% en las zonas expuestas del cuerpo, especialmente muñecas, tobillos y cuello. La aplicación debe repetirse cada cuatro o seis horas.