Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Verano: tiempo de manchas en la piel , cuidado.

Verano: tiempo de manchas en la piel , cuidado.

22/12/2014
1 min lectura

Compartir en:

 

Para muchos el verano es sinónimo de más manchas en la piel, sobre todo para quienes están más predispuestos a desarrollarlas.

 
La doctora Katherine Barría, dermatóloga de Clínica Alemana, explica que en su aparición influyen factores como las quemaduras solares y el sol acumulado a lo largo de la vida, ya que la radiación ultravioleta produce envejecimiento cutáneo e incrementa la producción de melanina -sustancia encargada de generar el pigmento de la piel-, que es la forma que las células tienen de defenderse del daño que provoca el sol.
 
Por eso aparecen más en verano, porque aumentan las horas de exposición solar y hay más actividad al aire libre. Además, se usa ropa que deja más piel al descubierto y telas delgadas que no bloquean completamente los rayos ultravioletas.
 
La especialista sostiene que las manchas pueden surgir en cualquier parte del cuerpo, pero son más frecuentes en zonas convexas, prominentes, donde llega más la radiación.
 
“Todas las personas pueden desarrollarlas. Existen lo léntigos solares, que son aquellas pigmentaciones que ven como grandes pecas (moteados), y está el melasma que consiste en manchas cafés, extensas y difusas que surgen generalmente en mejillas, nariz, frente o sobre el labio, que se dan con mayor frecuencia en las pieles más oscuras”, afirma.
 
En la aparición de estas últimas, influyen también factores como antecedentes familiares, genética, resistencia a la insulina y factores hormonales, como el uso de anticonceptivos y el embarazo.
 
La especialista aclara que este tipo de manchas son asintomáticas y benignas, sin embargo, si son de color café, negruzcas, irregulares o se tornan casposas o sangran, es importante consultar al dermatólogo, porque pueden ser otro tipo de lesiones premalignas o malignas.
 
Tratamiento y prevención de manchas
Existen cremas especiales, láser y abrasivos químicos que son muy efectivos para eliminar o atenuar las manchas.
 
La doctora Barría asegura que en estos casos “es importante ser evaluado por un especialista, ya que el tratamiento depende del tipo de piel y de mancha. Por ejemplo, el tratamiento de lentigos es muy diferente al del melasma”, y advierte que si no se aplica la terapia correcta, puede haber incluso pigmentaciones de rebote.
 
Sin embargo, prevenir es siempre mejor que tratar.
 
Por eso en esta época del año se debe:
 
Usar protector solar, sombrero, lentes y ropa adecuada si se va a hacer actividades al aire libre.
No hay que ponerse deliberadamente a tomar sol, no existe el 'bronceado sano'.
En el caso de los niños es clave la educación, ya que la radiación recibida antes de los 20 años es la más dañina.
Aplicar protector solar todo el año, ya que se recibe radiación con solo salir de la casa.