Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Artritis: inflamación y dolor en las articulaciones

Artritis: inflamación y dolor en las articulaciones

28/10/2015
1 min lectura

Compartir en:

Algunas personas, de manera ocasional, notan dolor en una o varias articulaciones, con hinchazón, calor y enrojecimiento. Este fenómeno es conocido como artritis y corresponde a un proceso inflamatorio que perjudica predominantemente al tejido sinovial, que es el que recubre internamente las articulaciones.

“Este aumento de volumen se debe a la inflamación sinovial y la acumulación de líquido articular. Suele manifestarse, además, por rigidez articular matinal de larga duración, impotencia funcional y, en ocasiones, deformidad por daño estructural de la articulación”, explica el doctor Óscar Neira, reumatólogo de Clínica Alemana.

Esta enfermedad puede afectar a una o varias articulaciones, de modo agudo y autolimitado, pero lo más frecuente es que sea una condición crónica.

Esta enfermedad puede afectar a una o varias articulaciones, de modo agudo y autolimitado, pero lo más frecuente es que sea una condición crónica. La inflamación articular ocurre en muchas enfermedades y pueden tener diferentes causas. Por ejemplo, hay artritis producidas por infecciones virales o bacterianas, por acumulación de cristales de ácido úrico o de calcio en la articulación, como en el caso de gota y pseudogota, o por una alteración del sistema inmunológico y la aparición de autoinmunidad. Entre las artritis causadas por fenómenos autoinmunes, las más frecuentes son la reumatoide y el lupus eritematoso sistémico.

La artritis reumatoide es la enfermedad autoinmune que con más frecuencia produce este proceso inflamatorioy se da, preferentemente, en mujeres de entre 30 y 40 años de edad. La alteración inmunológica tiene un factor de predisposición genética y, por lo tanto, no modificable. Pero a este se agregan otros factores gatillantes medioambientales que sí son prevenibles, como estrés y consumo de tabaco.

¿Qué hacer con la artritis?

Al inflamar la articulación, esta enfermedad pueden dañar rápidamente el cartílago, el hueso y los tendones. El daño es, en general, irreversible y condiciona en el largo plazo la aparición de deformidad articular y discapacidad. Por esto son fundamentales un diagnóstico oportuno y un tratamiento médico eficaz que detenga tempranamente la inflamación y así, evite la progresión del daño articular y preserve la funcionalidad.

El especialista afirma que los tratamientos son eficaces y quelos medicamentos a emplear dependen del tipo de artritis. En todas, son de utilidad la fisioterapia y kinesiterapia, y el uso de analgésicos y antiinflamatorios, pero además es necesario utilizar otros fármacos específicos para controlar los mecanismos de la enfermedad.

En el caso de las artritis de causa inmunológica, se utilizan corticoides, fármacos inmunorreguladores, inmunosupresores y terapias biológicas. En cambio, si se trata de artritis por cristales se emplean fármacos diferentes, como la colchicina.