Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Cumplen un mes las trillizas que se tomaron de las manos al nacer

Cumplen un mes las trillizas que se tomaron de las manos al nacer

05/07/2015
2 min lectura

Compartir en:

Un mes de vida cumplen hoy Virginia, Olivia y Jacinta, las trillizas que se tomaron las manos a pocos minutos de nacer y que hoy crecen sanas junto a sus padres y su hermano mayor.

El 8 de junio, Agustín Fracchia y María Jesús Edwards, fueron padres de tres niñas que nacieron a las 35 semanas de gestación, en Clínica Alemana. “Supimos que eran tres con la primera ecografía, vimos que la doctora tenía cara de extrañada y fue a buscar a otra especialista porque quería estar segura de cuántas veía. No podíamos creerlo, María Jesús se puso a llorar y yo quedé inmóvil, sin saber qué hacer o decirle para tranquilizarla. Ella pensaba en los riesgos del embarazo, era una realidad muy desconocida para nosotros”, cuenta Agustín.

El resultado se debió a la buena salud de la madre y a la decisión de no haber provocado el nacimiento antes.

La segunda especialista les aseguró que eran mellizas, pero para confirmarlo tenía que hacer otra ecografía una semana después. El resultado: tres fetos. María Jesús comenta que después del shock inicial, estaban felices: “Si nos mandaron trillizas, era por algo, una bendición. Nuestra principal preocupación era que duraran lo suficiente dentro del útero para que pudieran vivir al nacer'.

El doctor Masami Yamamoto, ginecólogo de la Unidad de Medicina Materno Fetal de Clínica Alemana, especializada en embarazos de alto riesgo, explica que uno triple es infrecuente, sin embargo, no es una rareza que este llegue a las 35 semanas de gestación.

Como era un embarazo de riesgo, María Jesús trató de hacer su vida normal tomando todas las medidas para evitar complicaciones, dejó de hacer actividades que exigían algún grado de fuerza, deporte, etc. En términos generales, no tuvo problemas y, recién un par de semanas antes del parto, hizo reposo porque estaba muy cansada.

El especialista explica que lo interesante de este caso es que hubo restricción de crecimiento de dos fetos, sin necesidad de una interrupción previa, y el cérvix se mantuvo cerrado, pudiendo programar el nacimiento a las 35 semanas. “Sin duda, el resultado se debió a la buena salud de la madre y a la decisión de no haber provocado el nacimiento antes, gracias a las técnicas de seguimiento ecográfico con las que se aseguró el bienestar fetal hasta ese momento. El objetivo fue poder dar de alta a las niñas con el menor tiempo de hospitalización neonatal posible”.

Agrega que es importante que estos embarazos sean tratados por una unidad de alto riesgo, ya que el conocimiento de un equipo experto de especialistas permite contribuir a la salud de la paciente, a su sobrevida y a la reducción de costos. En Clínica Alemana, el parto es planeado junto a todo el equipo de Medicina Materno Fetal.

Llegó el 8 de junio, día del parto, y Agustín cuenta que estaban muy nerviosos “pero cuando sacaron a la primera y vimos que estaba bien y que lloraba, me alivié mucho y empecé a disfrutar el momento. Luego vinieron las otras, fue reconfortante ver que ya estaban las tres hermanas fuera y bien. El equipo del doctor Yamamoto fue, desde el primer momento, espectacular. Nos transmitieron tranquilidad en todo momento y eso lo valoramos muchísimo”.

 

Unidad de Medicina Materno Fetal

La Unidad de Medicina Materno Fetal de Clínica Alemana cuenta con médicos especialistas y personal de salud entrenado en el diagnóstico de enfermedades complejas. Además, tiene modernos equipos de diagnóstico por imágenes y una gran capacidad de reacción ante cualquier emergencia.
Esta área realiza un seguimiento especial de embarazos gemelares y de todas las complicaciones en gestaciones de alto riesgo, como preeclampsia, restricción en el crecimiento y parto prematuro, entre otras. Todo este trabajo se hace en coordinación con el Servicio de Neonatología de Clínica Alemana, uno de los más antiguos y con mayor prestigio del país.

Servicio de Neonatología

Clínica Alemana cuenta con un completo Servicio de Neonatología, cuyo principal objetivo es brindarle una atención integral al recién nacido en esta etapa y apoyarlo en el transcurso del primer año de vida. Este servicio dispone de dos áreas completamente equipadas para ofrecer una atención integral: la Unidad de Recién Nacido Sano y la Unidad de Cuidado Intensivo que, con el fin otorgar una mayor seguridad en casos especiales, cuenta con equipamiento de avanzada, capaz de resolver cualquier eventualidad. Asimismo, existe un equipo conformado por neonatólogos altamente calificados, además de enfermeras y auxiliares de enfermería especializadas y con la necesaria experiencia en el manejo de recién nacidos.