Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Los múltiples peligros de utilizar un solárium

Los múltiples peligros de utilizar un solárium

29/12/2015
1 min lectura

Compartir en:

Prohibir el uso de solárium en menores de 18 años y exigir que los adultos firmen un documento donde reconocen el peligro de utilizarlos, es la propuesta presentada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA), la que recibió una gran acogida de parte de la Academia Americana de Dermatología.

Según esta entidad, el riesgo de desarrollar melanoma -la forma más mortífera de cáncer de piel- aumenta un 59% en quienes se exponen a la radiación UV de estos aparatos, contrario a la creencia de que causan menos daño que el soldirecto. Por esto, para la FDA los solárium son cancerígenos. Chile es el único país de Sudamérica que tiene reglamentado su uso, mientras que solo la mitad de los estados de Estados Unidos y algunos países europeos lo han regulado.

Estas máquinas solo deben entregar luz ultravioleta A (UVA), que es la que produce la pigmentación, pero es también la de mayor penetración en la piel.

“Los solárium no deberían usarse, son muy dañinos para toda la piel, más aún para las zonas que normalmente no se broncean, como los pechos o los glúteos. Allí puede haber quemadura con ampollas más frecuentemente. A corto plazo, se puede dar quemadura solar de piel y de ojos, ya largo plazo, envejecimiento prematuro que se evidencia con la aparición de manchas de color café, arrugas finas y adelgazamiento cutáneo, además de favorecer la aparición de cáncer de piel', asegura la doctora Tatiana Riveros, dermatóloga de Clínica Alemana.

Está comprobado que un usuario de 20 sesiones/año de solárium, aumenta su dosis anual de radiación ultravioleta en 1.3 veces, es decir, como si hubiese estado expuesto al sol casi un verano y medio más.

La especialista agrega que está comprobado que un usuario de 20 sesiones/año de solárium, aumenta su dosis anual de radiación ultravioleta en 1.3 veces, es decir, como si hubiese estado expuesto al sol casi un verano y medio más.Un usuario frecuente, que tiene a lo menos 100 sesiones en un año, la aumenta en 4.7 veces.

Además, cuando no se usan protectores en los ojos, hay riesgos dequemaduras oculares y aparición prematura de cataratas. Por todo esto, el usuario de solárium debe estar al tanto del peligro al que se expone.