Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Menopausia y corazón: una relación de cuidado

Menopausia y corazón: una relación de cuidado

10/08/2015
1 min lectura

Compartir en:

Son múltiples los cambios que se producen en el cuerpo femenino en el climaterio, proceso que se presenta alrededor de los 50 años, cuando ocurre la última regla (menopausia).

Las mujeres, durante su vida fértil, cuentan con la defensa natural de las hormonas femeninas, las cuales influyen en el colesterol y otorgan protección vascular.

En este período de transición, en que la mujer pasa de la etapa reproductiva a la no reproductiva, disminuye de forma progresiva la función del ovario, el que deja de producir estrógeno, hormona femenina cuya ausencia puede dejar más proclive al desarrollo de ciertas patologías, como por ejemplo las enfermedades cardiovasculares, que son actualmente la principal causa de muerte en Chile y en el mundo, tanto en hombres como en mujeres.

El doctor Mauricio Fernández, cardiólogo de Clínica Alemana, explica que las mujeres, durante su vida fértil, cuentan con la defensa natural de las hormonas femeninas, las cuales influyen en el colesterol y otorgan protección vascular, lo que hace que tengan menor riesgo que los hombres de sufrir un infarto, sin embargo, con la llegada de la menopausia, cuando se acaba la barrera defensiva de las hormonas, ellas quedan mucho más propensas a tener problemas cardiovasculares y sus estadísticas de mortalidad por esta causa se igualan a las masculinas.

Teniendo en cuenta esta realidad, Clínica Alemana realiza en agosto 'El Mes del Corazón', orientado a crear conciencia sobre los principales factores de riesgo, como el tabaquismo, estrés, hipertensión, diabetes, colesterol elevado, obesidad y sedentarismo.

Consejos y recomendaciones

  • Controlar periódicamente la presión arterial
  • Disminuir el consumo de sal, té y café si se tiene presión alta
  • Moderar el consumo de alcohol
  • Mantener un peso adecuado
  • Llevar una alimentación completa y equilibrada. No abusar de productos precocinados, congelados o fritos, alimentos ricos en grasas animales y carbohidratos refinados.
  • Aumentar el consumo de legumbres, verduras y frutas
  • Dejar de fumar
  • Hacer ejercicio de acuerdo al estado de salud, características físicas y aficiones
  • Dejar tiempo libre para el esparcimiento y descansar
  • Aprender a controlar las emociones
  • Dormir las horas necesarias y en las mejores condiciones ambientales posibles
  • Realizarse un chequeo médico preventivo anual según la recomendación del médico

Equipo de Cardiología Adulto

 

 

 

 

 

 

mes del corazón