Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Patch Adams en Clínica Alemana: Contagia de alegría a los pacientes

Patch Adams en Clínica Alemana: Contagia de alegría a los pacientes

02/11/2015
1 min lectura

Compartir en:

“Levanten sus manos si alguien considera que hay algo más importante que amar”, preguntó Patch Adams a la audiencia de la charla magistral que dictó en Clínica Alemana el pasado 23 de octubre. “Como ven nadie levantó su mano. El amor es lo más importante en la vida y ningún colegio público enseña ni una hora sobre eso”, dijo.

Tiene 70 años de edad, ha estado en 81 países con más de 50 presentaciones, viaja casi 300 días al año en una tarea incansable por hacer llegar su mensaje de paz, justicia y preocupación por el otro.

“Soy un médico de familia –de cabecera–, mi entrevista inicial con un paciente dura entre 3 y 4 horas, le pregunto todo tipo de cosas sensibles para la vida, visito todas las casas de mis pacientes, siempre he pensado que ese es mi trabajo… para mí hacer payasadas es un truco para acercar el amor a la gente. Las personas se sienten más confortables con lo gracioso, entonces, utilizo eso para trabajar de manera más fácil con el amor”.

En su paso por Clínica Alemana compartió con niños hospitalizados en Pediatría y con pacientes oncológicos, quienes, a través de sus palabras y gestos, pudieron olvidar por algunos momentos las dificultades de la enfermedad.

Luego, más de 300 personas lo estaban esperando en el Aula Magna para escuchar su presentación “Medicina de la Felicidad”, donde reflexionó sobre variados temas de la vida actual.

“¿Qué es estar viviendo? Si te diagnostican a ti o a tu hijo un estado avanzado de cáncer puedes desear ser otra persona, pero se puede escoger entre ser miserable o estar radiante para ti y tu ser querido. Eso se puede decidir e influenciar con esta energía el lugar donde vayas”, aclara Patch.

“No pienso que la felicidad, la alegría, la creatividad sean terapias, creo que si eres un ser humano saludable, tú eres esas cosas. Puede parecer terapia dar amor o ser divertido, como lo que yo hago, pero en realidad se trata de devolver la humanidad al mundo actual”, reflexiona.