Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Pie plano infantil:   cuándo preocuparse

Pie plano infantil: cuándo preocuparse

24/02/2015
1 min lectura

Compartir en:

 

El uso de plantillas es común en la niñez y se debe, generalmente, a que un porcentaje importante de menores tiene pie plano, condición en la que el arco longitudinal del pie se encuentra anormalmente disminuido o ausente, lo que es una alteración de su forma natural, que es tripodal, es decir, con tres apoyos principales, como una especie de cúpula.

La principal causa de esta enfermedad es genética, es decir, la herencia familiar. Sin embargo, hay un pequeño grupo que tienen esta alteración producto de una malformación congénita esquelética.

Además de las personas con antecedentes familiares, también son más propensos a desarrollar pie plano los hombres y quienes tienen sobrepeso u obesidad.

El doctorPabloWagner,traumatólogodelEquipodeTobilloyPiedeClínicaAlemana, explica que entre el 20 y 30% de los niños mayores de siete años tiene pie plano. “No es recomendable realizar el diagnóstico antes de esta edad, ya que el arco está aún en formación, entonces más de la mitad pareciera tener esta condición sin realmente tenerla”.

“La base del diagnóstico es el examen físico del traumatólogo infantil. El aplanamiento del arco y la desviación hacia fuera del talón son algunos de los puntos a considerar. En general, las radiografías no son necesarias, a menos que exista algún factor, como rigidez, dolor en aumento o de reciente aparición, deformidad importante, entre otras”, aclara.

¿Qué hacer?
El tratamiento del pie plano solo está indicado en niños que presentan síntomas, es decir, que tienen dolor debido a esta deformidad. Este consiste básicamente en el uso de plantillas. Si estas no dan resultado, se suele recomendar la cirugía, que busca la corrección del arco plantar. Una de las técnicas alarga la columna lateral (lado de afuera del pie) para así corregir el aplanamiento del arco. Esta implica un postoperatorio de 4 a 6 semanas de reposo relativo, (sin impacto), con uso de bota plástica.

En cuanto a su prevención, el doctor Wagner sostiene que “no es posible evitar el desarrollo del pie plano. Por eso, ya no es válido iniciar el uso de plantillas durante la primera infancia para “corregirlo”. Sin embargo, sí se puede prevenir o retardar el inicio de los síntomas si se evita el sobrepeso y el sedentarismo.

Equipo de Tobillo y Pie